Casona La Meseta, patrimonio para recuperar (II)

Entrevista de Luis Hernando Granada C.

Dos aspectos del interior de la Casona La Meseta; a la derecha, Lucero Moreno Gómez, la gestora de su reconstrucción.-

Quiero seguir adelante con la entrevista realizada a Lucero Moreno Gómez, la artista que se ha impuesto como meta, recuperar el patrimonio histórico constituido por Jorge Isaac, a través de su obra literaria La María y que reposa en la Casona La Meseta, ubicada por la vía que conduce al Nevado del Tolima.

Visión del Tolima: ¿Para usted quién fue Jorge Isaac?

Lucero Moreno: Jorge Isaac fue un personaje singular, que lamentablemente pocos recuerdan. Su imagen la vemos en un billete morado de alta denominación en Colombia, pero en la práctica, si nos adentramos en la historia, a Jorge Isaac debemos agradecerle su obra romántica La María, la obra que nos piden consultar y nos hacen leer en el bachillerato, pero que hoy en día está siendo olvidado.

V del T: Quiero más detalles; ¿cómo y cuándo llegó a Ibagué?

LMG: Jorge Isaac fue un escrito y poeta caleño que luego de muchas peripecias, logros y adversidades, llega a Ibagué en la década de 1880, que logró con su novela María, un reconocimiento en la literatura americana. En Ibagué Isaac montó una tienda de mercancía para mantener ocupados a sus hijos y para generar ganancias, mientras él hacía sus expediciones científicas y búsquedas de minas de oro. Luego en 1887, Don Juan de Dios Restrepo le alquiló a Isaac la casa, –esta casa–, más conocida como Casona La Meseta. Allí vivió muchos años, compartió con los habitantes del municipio, respiró del aire puro del Cañón del Combeima, bebió agua de los yacimientos de la montaña y vivió entre la naturaleza.

V del T: Se dice que Jorge Isaac sufrió una terrible enfermedad…

LMG: Sí, efectivamente sobre el año de 1895, Jorge Isaac empezó a padecer una enfermedad, que cada día invadía más su alma escritora. Esa enfermedad lo llevaría a la tumba ese mismo año, dejando a sus lectores un vacío porque esperaban una nueva obra maestra, que según conocidos la estaba pensando en nuestro territorio tolimense. Al morir dejó la casa a los nuevos habitantes, que durante el siguiente siglo fueron variando.

V del T: ¿Lo que conocemos hoy como la Casona La Meseta era propiedad de Jorge Isaac?

LMG: No; la casona que se conocía como de propiedad de Jorge Isaac legalmente no era de él.

V del T: Hábleme de los atractivos de la Casona…

LMG: Arquitectónicamente en la práctica es una de las representaciones de la construcción antigua del siglo XIX. Culturalmente es un Patrimonio material que nos permite mirar al pasado y ver el estilo, conocer las vivencias, el modo de ver la arquitectura y el modo de vivir de las personas que habitaron nuestro territorio. Es una casa que indirectamente, para pocos, expresa la unión o identidad de unas prácticas culturales que nos pertenecen y un símbolo que nos une y nos representa. Lamentablemente muchos solo la ven como una casa vieja, que es importante para la ciudad por el turismo que atrapa, o en algunos casos como “el polo de desarrollo cultural y turístico de la región”.

V del T: ¿Cuál es su meta o su más ferviente sueño frente a la Casona?

LMG: Podría parecer algo así como las aventuras o batallas que libraba el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha frente a los molinos de viento, pero la idea, la meta, el sueño es reconstruir y aportar para conservar la casa. Eso es de vital importancia para recuperar su verdad histórica. Esta casa refleja en nosotros, los ibaguereños, la capacidad que tenemos para apropiar nuestra historia. Pero al ver esta casa descuidada, es claro el nivel de capacidad que poseemos. La Casona es un símbolo representa no solo al escritor. Allí se ve reflejado el antiguo pueblo tolimense, un pueblo que vivía del café, que construía con técnicas muy resistentes, particulares y empíricas. Es el reflejo y la huella de tolimenses que se esforzaron para dejar lo que ahora es el Tolima e Ibagué. La Casona La Meseta es la herencia cultural que nos ayuda a apropiar nuestro pasado, con el presente, y si se salva ayudará a los del futuro a apropiar su historia.

V del T: ¿Cuál sería su motivación para los lectores de este sitio web?

LMG: Aparte de agradecer su apoyo al dar a conocer estos hechos, quiero motivar a todos sus lectores a conocer y a compartir un poco de este legado, de este patrimonio cultural que nos dejó Jorge Isaac, del cual seguiremos hablando en una próxima oportunidad.

2 thoughts on “Casona La Meseta, patrimonio para recuperar (II)

  1. Podemos apoyar y colaborar con esta meta para restaurar La Cadona la Meseta, no sólo donaciones en dinero, sino materiales ,como ladrillos, adobes, arena gris y arcillosas amarilla roja y blanca, reciclando puertas ventanas, época 1850 a 1930, estilos colonial a republicano: ( forjas, vitrales, vidrios ) mosaicos troncos rollizas, mano de obra cal melaza de caña gruesa, sirve de pegar, unir ladrillos en vez de cemento. Iniciar ya mes de marxo, abriri una cuenta banco confianza ahorros, y un sitio depósito de materiales, ya mes de marzo 2020. Atte. Marta Castro, apoyo este sueño!!!

  2. Corrijo …la Casona…
    Tener un libro contabilidad, contabilizando aportes en efectivos, cheques, materias primas, muebles, de segunda, reciclados en buen estado, ofrecer lueho un sancocho bailable, cubriendo inversión ingredientes, ahorrar el resto venta boletas numeradas…Contablemente al alcance de revision ciudadana, colaboradores, veedores nombrados representantes comunidad, institución bancaria, alcalde, gobernador….intelectuales, personajes y juventud participantes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *