China condena a periodista por informar sobre el Covid-19

Escribe: Álvaro Iván Grajales Patiño*.-

China condenó a la periodista Zhang Zhan por informar sobre el Covid-19 desde Wuhan. (Twitter)

Desde su captura, Zhang Zhan se declaró en huelga de hambre, pero las autoridades la han inmovilizado para alimentarla contra su voluntad.

Cuando se detectó por primera vez el Covid-19 en Wuhan, China, muchos periodistas locales trataron de alertar al mundo. Sin embargo, informar sobre la aparición de este nuevo coronavirus ponía en evidencia incapacidades de un régimen comunista que viola derechos humanos y libertades individuales con tal de mostrar una imagen impoluta ante el mundo.

Esto fue lo que le sucedió a Zhang Zhan, una periodista china que acaba de ser condenada a 4 años de prisión. El régimen de Pekín la acusó y condenó por supuestamente “provocar disputas y provocar problemas”.

(CHRD) informó que la periodista había viajado a Wuhan, el epicentro del brote de Covid-19, a principios de febrero. Estando allí, ella cubrió numerosas historias, incluyendo las detenciones de otros reporteros independientes. También reportó el acoso a las familias de las víctimas, que, dicho sea de paso, solo buscaban explicaciones a través de sus cuentas de WeChat, Twitter y YouTube.

Zhan desapareció el 14 de mayo y la policía de Shanghái oficializó su captura al día siguiente. Desde entonces permanece en huelga de hambre. Su defensa informó que ella se encuentra en delicado estado de salud.

Desde su captura, la periodista solo ha logrado tener dos visitas de sus abogados, lo que le ha impedido ejercer su derecho fundamental a la defensa. El 8 y el 23 de noviembre fueron las fechas en las que pudo reunirse con su representante legal, Zhang Keke.

Estando en el centro de reclusión, Keke se enteró de que las autoridades la han estado alimentando a la fuerza con un tubo y la han mantenido inmovilizada para evitar que se lo quite.

Como resultado, ha estado padeciendo problemas de presión arterial baja, dolor en la boca, en la garganta y de estómago; así como mareos y debilidad al caminar. La abogada contó que Zhang le había dicho: “Estoy exhausta, todos los días estoy sufriendo”.

El proceso contra Zhang

El proceso penal al que se ha visto sometida Zhang es muy preocupante por las violaciones a los derechos humanos. Por ejemplo, el 31 de agosto la fiscalía del distrito de Pudong de Shanghái se negó a reconocer las credenciales del abogado de Zhang, Ren Quanniu.

Según el jurista, la negativa de las autoridades a reconocerlo como defensor radicaban en que la propia Zhang necesitaba firmar los documentos de encomienda, a pesar de que su familia los había firmado. Como resultado, no se le permitió examinar ninguno de los documentos del caso ni reunirse con Zhang, lo que afectó seriamente su derecho a la defensa, a conocer las pruebas, refutarlas y presentar las suyas.

Durante la acusación, la fiscalía recomendó que recibiera una sentencia de 4 a 5 años. Zhang Zhan mantuvo su inocencia y ha negado los cargos que apuntan a que “fabricó” información sobre la pandemia, recalcando que todo lo que informó lo había aprendido de primera mano. Hoy se supo que el régimen comunista la condenó a 4 años de cárcel.

Al terminar el juicio, la agencia Reuters logró tener acceso a unas declaraciones de Shao Wenxia, la madre de Zhang, quien expresó: “No lo entiendo. Todo lo que hizo fue decir unas pocas verdades, y por eso le cayeron cuatro años.”

Por su parte, el abogado Ren Quanniu respondió: “Probablemente apelaremos”. Al tiempo, la oficina de derechos humanos de la ONU manifestó su preocupación por la excesiva represión a la libertad de expresión vinculada al Covid-19.

En entrevista con la BBC, Leo Lan, consultor de investigación y defensa del Network of Chinese Human Rights Defenders, manifestó su preocupación. En palabras de Lan, la sentencia es “alarmante”.

“Su sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan. Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.* Álvaro Iván Grajales Patiño, Libertario y estudiante de último semestre de Derecho en la Pontificia Universidad Javeriana Cali.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *