Claudia López, el peligro es lo mal rodeada que está

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Su condición sexual sería algo sin importancia si no fuera por su descarado exhibicionismo y el perjuicio que le causa a una juventud que apenas empieza a levantarse.

El peligro mayor radica en sus propuestas y en la gran cantidad de “izquierdosos” que la rodean si tenemos en cuenta que cada izquierdista, consciente o no de la realidad, representa una bomba de tiempo contra la Democracia.

Contrario a lo que se calculaba y a lo que señalaban las encuestas, la Alcaldía de Bogotá la “ganó” Claudia López del partido socialdemócrata Alianza Verde, que, a la vez, gracias al trabajo soterrado de las farc, logró varias alcaldías en el país. Con el 35,2% de la votación capitalina López superó a los otros candidatos.

Petro, quienmanifestó abiertamente que no respaldaba a López, como una estrategia para despistar al enemigo, dijo a través de su cuenta de Twitter: “Felicito a Morris por mantener vivas las banderas de la Bogotá Humana, pero ya Bogotá decidió destruir el proyecto del metro subterráneo para la ciudad”Obviamente esto forma parte de estrategias siniestras de la izquierda. ¿Quién le cree a Petro? Solamente los vándalos y los ñeros que trabajan bajo sus órdenes para salir a la calle a cumplir su labor incendiaria. Esto quiere decir que Petro, aunque lo siga negando, estaría al lado de ella.

¿Pero cómo llegó Claudia López a la Alcaldía de Bogotá? Para nadie es un secreto que la corrupción en Colombia ya no es un delito sino una norma y nada mejor que “cranearse” una Consulta Anticorrupción en medio de sus patrañas populistas. Según analistas políticos, la consulta se convirtió en la plataforma para sus aspiraciones. Eran pasos de la izquierda socialista/comunista porque el mayor interés de ella y sus acompañantes era consolidar, por medio de esta consulta, la candidatura de López para la Alcaldía de Bogotá. Esto quedó ratificado luego de la reunión en Venezuela del Foro de Sao Paulo, donde se determinó que la izquierda tenía que apoderarse como mínimo de 32 gobernaciones y 1.101 alcaldías del país, es decir, sin tener en cuenta a concejales y diputados.

Analizando lo anterior y muchos hechos más, algunos de ellos aislados, no debemos sorprendernos. Muchas encuestadoras le daban el segundo lugar luego de Galán. Pero “ganó”. Inexplicablemente ganó y en eso tiene mucho que ver el hecho de que López defiende los “amañados” e ilegítimos acuerdos de paz, o dicho de otra forma, el gran negocio que hizo el camarada “Chucky” Santos con los criminales de las farc, obedeciendo órdenes de las mismas farc y del Foro de Sao Paulo. Lo que se debe analizar en este punto es que dicha posición a favor de los acuerdos, le significarían más votos.

Y como necesitaba votos y más votos, qué mejor que defender “la causa” del movimiento LGBTI y haberse abanderado de la lucha contra la corrupción. En política como en la guerra cualquier cosa puede ser utilizada como caballito de batalla, y esas estrategias le sirvieron para convertirse en la nueva gran líder de la izquierda colombiana.

Pero sigamos con las estrategias: Hoy dice estar en contra del dictador comunista Nicolás Maduro, el mismo socialista/comunista que acabó con Venezuela, pero no pasará mucho tiempo antes de declararlo su mejor amigo.

En alguna oportunidad, un periodista le pregunto: “¿Tiene usted ya una política marcada para seguir apoyando a los migrantes y con respecto al gobierno de Venezuela?… ¿Usted estaría apoyando al régimen de Maduro o estaría apoyando al presidente interino Juan Guaido?”… Quién dijo miedo, con su histeria tradicional la candidata en ese entonces contestó: “Que usted haga esa pregunta denota su profunda ignorancia, qué pena que se lo diga. Yo como senadora y como ciudadana he firmado más de 10 resoluciones condenando la dictadura de Maduro, siempre, y aquí, pese a las diferencias, he apoyado al presidente Duque para que por la vía diplomática logremos que la democracia vuelva a Venezuela”… Resulta paradójico que una izquierdista hable de vías diplomáticas y del interés de salvar la Democracia. Pero bueno esos son escudos y estrategias para alcanzar el poder.

¿Cuál es su posición real frente al conflicto de Venezuela?… ¿A qué juega? Dice rechazar la dictadura de Maduro, pero no se refirió al presidente Juan Guaidó ni lo reconoció como tal. Sin embargo, todo parece indicar que está más inclinada a estar de acuerdo con Maduro. Es más, frente al tema de la entrada de la ayuda humanitaria, López arremetió contra Guaidó de manera desafiante: “No Guaidó; no se aproveche de la solidaridad colombiana y mundial para justificar una intervención militar. Era obvio que la dictadura reaccionaría con violencia y provocación. Rodéese de la Cruz Roja, en vez de políticos oportunistas, para entregar ayuda humanitaria”… ¿Por qué rechaza una intervención militar si en Venezuela es más que justa y necesaria?

¿Qué podríamos decir de López frente a la censura que empieza a imponerle a la prensa? La nueva alcaldesa de Bogotá se estrena bloqueando al Panampost, un medio que como este, actúa de manera independiente, autónoma e imparcial siempre defendiendo la Democracia… ¿La prepotencia de López depende acaso de las alianzas que tejió alrededor de su candidatura? Viene de la Alianza Verde, supuestamente un partido socialdemócrata, su discurso anticorrupción no es más que un discurso porque cuenta con el apoyo del Polo Democrático, otro partido de izquierda que desangró a Bogotá generando un desfalco del erario público en cabeza del exalcalde y condenado, Samuel Moreno.

“Estamos rodeados de la mafia transnacional socialista/comunista” diría alguno.De su equipo, directa o  indirectamente, de manera visible o soterrada, forman parte Antonio Navarro Wolff, guerrillero del M-19; Antanas Mockus, promotor de marchas contra el gobierno; Jorge Enrique Robledo, senador izquierdista que en el Congreso no ha hecho otra cosa que atacar a sus opositores; Gustavo Petro, comandante en la sombra de las farc y delegado del Foro de Sao Paulo; Iván Márquez, Jesús Santrich, Timochenko y otros cabecillas de las guerrillas de las farc desde la sombra; Iván Cepeda desde el Congreso junto a Gustavo Bolívar cuyo único sueño es encarcelar a Uribe, Hollman Morris y otras alimañas más de la izquierda comunista/socialista.

Se rumoraba que su condición sexual le restaría votos, pero lamentablemente Colombia es un país morboso, alejado de los principios y los valores humanos y desde luego de las leyes de Dios.

Es incierto lo que puede esperar Bogotá. López no está de acuerdo con el paso del sistema integrado de transporte por la carrera séptima; tampoco lo hará por la avenida 68. A ella no le importan las decisiones del Conpes que también había declarado la importancia de la construcción de las avenidas Ciudad de Cali, entre la avenida de Las Américas y avenida Circunvalar del Sur, y avenida 68 desde la carrera 7 hasta la AutopistaSur, como componente troncal del Sistema Primera Línea del Metro de Bogotá.

Por el contrario, rechazaría la financiación del gobierno nacional de las troncales de Transmilenio.

En este sentido, con mucha razón y lógica, el alcalde Peñalosa afirmo: “básicamente son sectores de izquierda los que se oponen al progreso de la ciudad… Lo que es más curioso casi que cómico, es que son algunos de los políticos de izquierda los que están atacando este proyecto haciéndole juego a algunos de los que quieren oponerse”

Los retos son grandes, pero son también grandes las malas compañías que la rodean por la tendencia de la gran mayoría hacia la mafia transnacional del comunismo/socialista.

Claudia López llegó a la Alcaldía sin tener asegurada su gobernabilidad, aunque cuenta con doce concejales del Partido Verde y cuatro del Polo; muy cerca tendrá a los de

Colombia Humana y la UP.

Ojalá Dios la acompañe en su gobierno de la capital, una ciudad que debería, por muchas razones, estar en primer lugar, pero que precisamente por algunos gobernantes de la izquierda como Samuel Moreno, Luis Eduardo Garzón, Antanas Mockus y Gustavo Petro, sigue sumida en el atraso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *