El alto costo para Rusia si concreta amenaza a EE. UU.

Escribe: Oriana Rivas*.-

‚ÄúVladimir Putin es consciente de que una de las razones por las que muri√≥ la Uni√≥n Sovi√©tica fue por los gastos enormes relacionados con la guerra‚ÄĚ

Con presencia militar en Venezuela y Cuba, el gobierno de Vladimir Putin dej√≥ claro que un ataque a EE. UU. es posible, pero existen dudas fundamentadas de que la amenaza se concrete. El experto en relaciones con Rusia, Vladimir Rouvinski, dijo a PanAm Post que Mosc√ļ debe recordar que una de las razones por las que cay√≥ la URSS fue por los gastos relacionados con la guerra.

Expertos han advertido durante largo tiempo sobre las ambiciones de potencias como Rusia, China e Irán por establecerse en el hemisferio occidental y reforzar alianzas en América Latina. El miércoles anterior, el gobierno de Vladimir Putin dejó claro que, en efecto, tener presencia en este lado del planeta le serviría para un eventual ataque a Estados Unidos, su principal enemigo.

Las tensiones con Washington se dispararon los primeros d√≠as de 2022. Ni la reciente reuni√≥n en Ginebra entre ambos pa√≠ses, ni en las conversaciones en Bruselas entre representantes de la OTAN y el Kremlin parecen generar resultados. Las incomodidades aumentaron desde que Rusia comenz√≥ a enviar el a√Īo pasado soldados a la frontera con Ucrania, avizorando una posible invasi√≥n. Actualmente se estima que hay unos 100.000 soldados rusos en el l√≠mite fronterizo.

Todo este escenario llev√≥ a que el viceministro de Exteriores ruso, Sergu√©i Riabkov, declarara que ‚Äúno descarta‚ÄĚ responder a EE. UU. con el despliegue de tropas a Cuba y Venezuela. En junio de 2021 en PanAm Post conversamos sobre este tema con el experto en seguridad global, Joseph Humire. All√≠ se planteaba la tesis de la creaci√≥n de una ‚ÄúGran Colombia‚ÄĚ promovida por estos tres pa√≠ses a trav√©s de la econom√≠a il√≠cita y grupos armados para garantizar su presencia en este lado del mundo.

El arsenal ruso en Venezuela

Con China apoderada de grandes dep√≥sitos de petr√≥leo venezolano, Rusia haciendo la distribuci√≥n de mucho de ese petr√≥leo e Ir√°n estableciendo acuerdos informales para el env√≠o de buques y de alimentos, Venezuela se ha convertido en una ‚Äúplataforma‚ÄĚ que si las palabras del viceministro de Exteriores ruso se hicieran realidad, ayudar√≠a a concretar la transgresi√≥n de la paz estadounidense.

No hay que olvidar que Mosc√ļ ya ha establecido convenios para la venta de armas e inducci√≥n militar a Venezuela. ‚ÄúComo si Putin no hubiera estado enviando bombarderos militares, tecnolog√≠a y buques de guerra a Cuba y Venezuela desde hace a√Īos‚ÄĚ, record√≥ esta vez Humire v√≠a Twitter.

A finales del a√Īo pasado el Kremlin tambi√©n confirm√≥ la futura activaci√≥n en 2022 de una f√°brica de fusiles Kalashnikov, acordada cuando el dictador Hugo Ch√°vez a√ļn viv√≠a. Seis meses atr√°s, en junio de 2021, el Gobierno de Putin anunci√≥ que iba a proveer m√°s armas y formaci√≥n militar a los reg√≠menes de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Son solo dos anuncios de una relaci√≥n b√©lica de larga data.

¬ŅPr√≥xima guerra o palabras sin fundamentos?

Hay que mirar detalladamente lo que ocurre con Ucrania y las incomodidades de Putin para entender las declaraciones de su gobierno. Rusia exige que pa√≠ses vecinos que fueron rep√ļblicas sovi√©ticas como Ucrania y Georgia, no sean nunca admitidos en la OTAN. Quiere evitar la expansi√≥n de la alianza.

A pesar de conversaciones recientes entre Rusia y naciones de occidente con la mediaci√≥n de la Organizaci√≥n para la Seguridad y la Cooperaci√≥n en Europa (OSCE), no hubo resultados. Solo se acord√≥ seguir dialogando. El ministro de Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, quien funge como presidente temporal de la OSCE aclar√≥ que esas garant√≠as de seguridad que demanda Rusia no se pueden obtener a costa de limitar las decisiones soberanas de otros Estados. Rechaz√≥ la posibilidad de establecer esferas de influencia, seg√ļn el reporte de EFE.

Ahora bien‚Ķ ¬Ņrealmente hay riesgo de que Rusia ataque a EE. UU. con tropas desde Cuba y Venezuela? Es claro que las relaciones diplom√°ticas est√°n golpeadas. Las embajadas de Rusia en EE. UU. y viceversa tampoco funcionan. Los canales regulares dejaron de ser efectivos.

El √ļnico discurso que le queda a Putin ‚ÄĒo por lo menos lo que √©l cree‚ÄĒ es una amenaza para forzar a EE. UU. a sentarse y negociar, as√≠ lo cree Vladimir Rouvinski, profesor de Pol√≠tica y Relaciones Internacionales de la Universidad ICESI en Cali, Colombia, en declaraciones ofrecidas a PanAm Post.

Si bien Rusia ha armado a Cuba y Venezuela, no le conviene iniciar una guerra desde estos pa√≠ses. Los costos monetarios ser√≠an demasiado elevados, seg√ļn el experto. ‚ÄúPutin es consciente de que una de las razones por las que muri√≥ la Uni√≥n Sovi√©tica fue por los gastos enormes relacionados con el sostenimiento de pa√≠ses sat√©lites como Cuba o de algunas naciones en √Āfrica‚ÄĚ, agreg√≥.

Rouvinski record√≥ c√≥mo la URSS gast√≥ el 25% de su Producto Interno Bruto en guerras. Actualmente los ciudadanos rusos atraviesan una econom√≠a relativamente estable. Entrar en conflicto b√©lico desmejorar√≠a esa calidad de vida.

‚ÄúSe trata de ret√≥ricas y narrativas que buscan llamar la atenci√≥n de EE. UU. de decir: ‚Äėpodemos hacer esto‚Äô. Pero no van a hacerlo, yo creo, porque significa gastos enormes que Rusia en este momento no puede hacer‚ÄĚ.

A futuro, en Cuba, podr√≠a ser ‚Äúligeramente diferente‚ÄĚ dado que en la isla ya exist√≠a la base militar de Lourdes, ubicada al sur de La Habana y cerrada en el a√Īo 2001.

‚ÄúA veces veo que Rusia confunde la propaganda, entre lo que dicen a la opini√≥n p√ļblica de su pa√≠s y lo que dicen a EE. UU. o Europa. Ellos pierden el control sobre el discurso y evidencia la desesperaci√≥n de forzar a Biden respecto a lo que quiere Putin‚ÄĚ.

A pocos pasos de cruzar las líneas rojas

El mundo recuerda cuando Biden llam√≥ ‚Äúasesino‚ÄĚ a Putin y este le respondi√≥ con iron√≠a y molestia. Pero en ese momento los expertos negaban el cruce de l√≠neas rojas diplom√°ticas. Ahora las cosas cambiaron, y no para bien. Sin embargo, Putin debe sopesar la propia estabilidad de su pa√≠s antes de tomar una decisi√≥n b√©lica.

Mientras tanto, el Senado de EE. UU. present√≥ un proyecto de ley con un paquete de sanciones contra Rusia ante un eventual ataque a Ucrania. Es una respuesta que pretende meter en cintura a Mosc√ļ sin necesidad de una guerra que incluya a Europa. Y es que ambos pa√≠ses son potencias nucleares. Si se declaran la guerra, la cat√°strofe ser√≠a inminente. Con el proyecto de ley se enviar√≠an dos mensajes, insiste Rouvinski, que no habr√° una guerra nuclear pero tampoco faltar√°n castigos para Rusia.

La pandemia del coronavirus y las decisiones desacertadas de Biden desplazaron las relaciones con Putin en su lista de prioridades y eso gener√≥ molestias en el mandatario ruso. Las l√≠neas rojas siguen existiendo, y cruzarlas no significar√≠a necesariamente una guerra, tambi√©n puede traducirse en el derrumbamiento de las conversaciones. Sin embargo, dialogar se torna necesario porque ‚Äúcuando no hablan los pol√≠ticos, hablan las armas‚ÄĚ.

* Oriana Rivas, Periodista venezolana radicada en Buenos Aires. Investigación para las fuentes de política y economía. Especialista en plataformas digitales y redes sociales.

T. de PanAm Post

========================================================

NOVEDAD LITERARIA

¬ŅSabes c√≥mo adivinan los brujos y c√≥mo ‚Äúsanan‚ÄĚ los pastores en sus cultos? Investigadas algunas ‚Äúiglesias‚ÄĚ y ‚Äúparapsic√≥logos‚ÄĚ el autor de la Novela ‚ÄúEL IMPERIO DEL TERROR‚ÄĚ nos deja sorprendidos. Adqui√©rala a trav√©s de

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *