El Alto de la Virgen de Lourdes, Patrona de Ataco Tolima

Escribe: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.-

El Alto de la Virgen de Lourdes, cuida a nuestro municipio en tiempos de pandemia.

Primera estrofa: “Oh tierra hermosa por sus palmeras,
por sus labranzas y su esplendor.
Con sus samanes que se estremecen
bajo el primer requiebro del sol.”
“El gran Saldaña besa mi tierra
y en sus caricias riquezas da.
Yo soy de Ataco, quiero a este pueblo,
nadie a ofenderlo se atreverá”

Himno de Ataco. Autor Anónimo, con arreglo del exsenador Alfonso Murillo Arias. Q.E.P.D.

Ataco,Tolima, milagro y belleza de la Naturaleza, ubicado este monumento religioso, mirando al frente de esta aldea preciosa, rica de paisaje en flora y fauna con su entorno natural, que atraviesa su geografía como un lugar ameno que acoge a los habitantes y visitantes.

El canto de los pájaros y aves que con sus trinos en la madrugada, nos trasladan a un sueño y despertar maravilloso, entre ellos, azulejos, tórtolas, toches, jilgueros, chilacoes, el gallo y otros animales que habitan en las montañas cercanas al poblado como los venados, cafuches, zorros, armadillos, conejos etc.

Lo precioso de nuestra patria chica, que nos vio nacer arrullados por el río saldaña y las quebradas de Paipa, Calapicá, Anape, y variados chorros, los cerros de la zeta y el espejo, que se conjugan en su habitad con veredas y lugares sonoros como: Cupilicúa, Canoas, Balsillas, Chilirco, Mamucá, Palestina, San Pedro, Apone, Chiparco y el Reposo entre otros.

Igual con los charcos El Poira, La Arenosa, La Calera, Charco largo y el emblemático pozo de la dicha. Esta es nuestra patria chica, el pueblo que amamos, y por el cual luchamos.

Según el exgobernador del Tolima e historiador Gonzalo París Lozano, que gobernó nuestro departamento entre los años 1947 y 1948, le tocó el 9 de abril de 1948, fecha histórica, por el asesinato del Caudillo del Pueblo doctor Jorge Eliécer Gaitán, comienzo de la violencia política bipartidista. Sobre la llanura tolimense dijo: “Allá empieza la voraz tierra caliente, donde los hombres y las bestias, las plantas y las piedras, arden de continuo en holocausto al sol.”

Y el poeta terrígeno Martín Pomala con su poema Al Padre Sol, exclamó:

“Padre sol, Papazaso!
¿Verdad que tú me amas, mucho, lo suficiente,
como a nadie, a ninguno?
Pues mándame tu luz, esa luz que derramas
sobre la altiva torre del solar atacuno.”

El río saldaña, que pasa por Ataco y que a sus aguas confluyen los ríos Atá, Amoyá, Siquila, Aico,

Anamíchu, Cucuana, Tetúan y la quebrada de pole, y otros chorros importantes, se convierte en el

principal afluente del río grande de la Magdalena, que sin lugar a dudas ha sido, influyente en la historia social,

económica y cultural en este territorio, desde la época prehispánica y que cruza nuestro mapa de Colombia, de sur a norte desembocando en el mar atlántico.

También el poeta Pomala, que nació en Ataco, le cantó al río Saldaña con su poema sangre:

“Mi bohío es el alma de la selva discreta,
y dialoga en silencio como un anacoreta,
con los árboles viejos…
Un sueño es mi bohío
Bordado con espumas de las olas del río.”

La foto del Alto de la Virgen, fue tomada por Diego Fermín Prada Charry

_____________________________________________

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *