El carnaval de las posesiones y… ¿las promesas?

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Como en la era romana, ya los colombianos nos estamos acostumbrando al “pan y circo”; el circo que protagonizan los políticos… y el pan que ya no se ve por ninguna parte.

Por estos días estuvimos de posesiones, muchas posesiones, y algunas se hicieron incluso antes de lo establecido por la Ley, seguramente por el afán de subir al cargo y empezar su “trabajo”.

En el caso de Claudia López, antes de su posesión ya había protagonizado un acto que muchos catalogaron como de irrespeto a los televidentes del programa “Yo José Gabriel” cuando se sentó sobre el sofá en posición de loto. Luego en la posesión, pidió una silla en la que se subió para estar a la altura de Peñalosa.

En otros hechos hubo un Alcalde que tomó posesión en la cárcel y otros a los cuales no los dejaron posesionar sus contradictores al entablar demandas contra ellos.

Mucho circo, grandes espectáculos y todo porque la “política es dinámica”, pero lo que más se destaca es la pelea por los cargos directivos de las Corporaciones, Asambleas Departamentales y Concejos Municipales.

Lo que sigue luego de las posesiones, son las querellas cuando el nuevo gobernante elegido pertenece a otra corriente política distinta a su antecesor. Y por lo general, de lo que más se quejan es de la ineptitud, la corrupción y la ya tradicional “olla raspada”.

En el caso del Tolima, el gobierno de Óscar Barreto no fue bueno, pero como el nuevo Gobernador es una de sus fichas, de nada se ha hablado. Sin embargo, Barreto dejó mal al Tolima, con vías terciarias inexistentes, con trochas en muchos pueblos, con un déficit económico y de personal a nivel salud, sin ocultar que por el turismo y el folclor tolimense no hizo absolutamente nada, como no fuera visitar los pueblos, comer lechona y tamal en Ortega, Natagaima, Coyaima, Purificación, o deleitarse en Honda o Flandes con platos a base de pescado, y todo mientras hacía política a favor de su parentela y amigos políticos. Entrar en detalles sería no acabar nunca, y la esperanza para el Tolima renace ahora en su sucesor. Ojalá el nuevo mandatario trabaje para el pueblo y no para satisfacer los apetitos o necesidades de su jefe político.

Por el lado de Ibagué, nuestra ya acabada “Ciudad Musical” la situación no es distinta, pero de lo que más se queja el nuevo Alcalde, es que le dejaron la olla raspada.  

Efectivamente, aunque muchos conformistas hablan de sus “obras”, eso me hace acordar el caso de un dirigente de Acción Comunal que hablaba bellezas de la administración de Rubén Darío Rodríguez, por el simple hecho que le tenía 18 familiares formando parte de las cuadrillas del IBAL.

Jaramillo se fue y aparte de que dejó muy mal la ciudad, las “obras” son minúsculas y se traducen en remiendos en parques, calles y avenidas y un endeudamiento de más de 300.000 millones de pesos. Por eso el nuevo Alcalde, el Doctor Andrés Fabián Hurtado puso el grito en el cielo. 

Los escenarios deportivos y el ya tan trillado acueducto complementario quedaron a medias, es decir, en solo intenciones.

De eso se empezó a hablar en el discurso de Andrés Fabián Hurtado en la instalación del Concejo Municipal, porque son siete los escenarios deportivos que fueron destruidos por el exalcalde Luis H. Rodríguez, y así siguen.

Ya Hurtado hizo sus cuentas y se requiere más de $55.000 millones, para terminar las obras, de los cuales $25.000 millones, siguen en las arcas del gobierno nacional, ante la ineptitud de Jaramillo para gestionarlos. Es que a Jaramillo como comunista/socialista no le interesaban las obras.

Con referencia al acueducto alterno, con cuyo cuento ha comido y se ha enriquecido más de uno, según Hurtado se necesitan otros $55.000 millones para terminar las obras.

La malla vial es un caos y la Avenida Mirolindo a partir del 15 de enero estará congestionada e inhabilitada por las obras que se adelantarán en dicho sector.

Y obviamente son muchas obras que quedaron inconclusas y desfinanciadas, porque en lo único que se cuidó Jaramillo, fue en acomodar sus fichas políticas, es decir sus esbirros comunistas/socialistas en algunos cargos estratégicos y convenientes, razón por la cual, el nuevo mandatario, si no quiere verse acosado y perseguido, deberá despedir e indemnizar a dichos funcionarios para neutralizar el peligro.

Grande es sin duda la cantidad de trabajo que tendrá que enfrentar Hurtado si quiere hacer un buen gobierno. Debe, a cambio de tanto funcionario inservible e innecesario, y asesores obsoletos, contratar personal médico, paramédico y de enfermeras para los Hospitales y especialmente para las USI; debe visitar los barrios, pero no para echarse sus discursos sino para tomar nota del dramático estado de las vías; debe encargarse de recuperar el espacio público no solo en el centro de la ciudad sino en otras zonas; obviamente primero tendrá que ubicar a los vendedores informales y crear opciones de trabajo.

Frente al “Honorable” Concejo Municipal, tendrá Hurtado que amarrarse los pantalones y exigirles que trabajen para el pueblo, buscando la rebaja justa del valor de los servicios públicos exageradamente elevados durante la administración Jaramillo, al igual que el Impuesto Predial que en muchos casos tuvo incrementos hasta del 60%.

El Festival Folclórico tiene que rescatarlo de las garras de los mercaderes y depredadores de la cultura que solo lo han llevado a que año tras año vaya muriendo. A propósito de lo anterior, me pareció excelente la idea de recibir a los turistas, durante el anterior puente festivo, en los peajes, el Terminal y el Aeropuerto con muestras folclóricas. Lo que no me parece es que estas presentaciones artísticas sean llevadas a los Centros Comerciales porque Ibagué tiene varios escenarios donde no le colocan al visitante, las “trampas de compra”.

Pasemos al tema de los discapacitados: No todos los centros comerciales ni los principales almacenes de la ciudad tienen rampas y esto debería ordenar por Decreto de la Administración Municipal. Los taxistas que le nieguen el servicio a los discapacitados deben tener una multa ejemplar y el retiro del vehículo por unos ocho días como mínimo para que aprendan a ser solidarios. Los llamados “policías bachilleres” o “chúcaros” deberían colaborarle a esta población, porque muchos de los discapacitados en zonas de subida, no puede acceder a un sitio. A estos muchachos hay que ponerlos a hacer algo y restringirles el uso del Whatsapp al cual permanecen pegados horas enteras mientras la delincuencia hace de las suyas.

El cartel dice “Trabajo sí hay” y efectivamente Doctor Hurtado, es mucho lo que tiene que hacer en pro de la ciudad. Dirá Usted que no hay dinero. No se preocupe: dinero no hay ni yo le voy a prestar, pero desde esta tribuna periodística le vamos a dar ideas. No tiene por qué seguir pidiéndole prestado a los bancos. Simplemente, haga revisar el Predial, ajústelo en justicia y en Derecho, aumente el valor de las infracciones de tránsito, haga efectivo por vía coactiva la deuda morosa del Impuesto Predial. Sé que hay muchos que deben cinco, diez y más años, y entre esos muchos, hay políticos que tiene lotes de engorde que ni los venden, ni los construyen, pero tampoco pagan un solo peso por concepto de Impuesto Predial.

Tenga la plena seguridad, que, si cobra los comparendos y multas de tránsito y hace efectivo el cobro del Predial a los morosos, ahí hay –como dicen los muchachos–, un “billetico” largo. Ah, pero a propósito de comparendos, organice una Policía honesta, que haga parte y no que reciba el billete de 50 o de 100 mil por debajo de los documentos.

Otra fuente: Imponga sanciones serias a los infractores de la contaminación ambiental, visual y auditiva.

Y finalmente; acabe con el cuento de las sesiones extras para seguir recuperándose financieramente. Eso, Usted lo sabe muy bien, es una alcahuetería que solo genera gastos al erario público y de la manera más injusta.

Y cuente con nosotros; no somos de izquierda ni de derecha ni de centro. Como Periodistas ceñidos a la ética profesional. Solamente somos y seguiremos siendo Veedores.

Mucha suerte Doctor Hurtado, porque a muchos molinos de viento tendrá que enfrentarse.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *