El desespero de los socialistas/comunistas por apoderarse de Colombia y sus riquezas

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Ha pasado mucho tiempo desde cuando las mingas eran mingas y los paros eran justos, sensatos y organizados y con respeto a los derechos humanos.

Y los paros y las marchas eran justas cuando la gente de bien y los campesinos salían a marchar porque entre liberales y conservadores formaron sus propias mafias a través de terratenientes para quitarles sus tierras, porque ellos –los campesinos–, necesitaban sus tierras para labrarla como debe ser. Hoy en día la tierra la luchan y la reclaman a sangre y fuego son las mafias del narcotráfico porque los campesinos fueron desplazados, esta vez no por los terratenientes sino por la mafia transnacional del comunismo/socialista.

Antaño, cuando empezó a surgir la guerrilla, la lucha era por favorecer al campesino y derrotar a los terratenientes, pero sobre la década del 80 cuando se empezó a conocer el valor de la “maracachafa” –marihuana–, los ideales y la lucha de la guerrilla cambió sus planes, sus fines y sus metas para buscar el enriquecimiento a través del cultivo y la venta del estupefaciente.

Luego vendría el conocimiento de la coca, planta que tímidamente era cultivada por unos pocos campesinos y por los indios para realizar sus viajes a Saturno, Marte Júpiter y otros planetas, y para –“sentirse bien”– en sus rituales y ceremonias.

Pero ese –“sentirse bien”– ya lo experimentaban los chinos y los americanos y eso demandó e hizo extensivos los cultivos y el tráfico de la droga, con construcción de laboratorios, aeropuertos clandestinos y la conformación de carteles.

Ese es el punto ahora, esa es la lucha de la izquierda que no solo quiere el poder sino el manejo absoluto y totalitario de los cultivos de coca. Y para lograrlo se pegan de cualquier falla, error o imprudencia de un gobernante, a sabiendas que si Petro le hubiera podido arrebatar a Duque la presidencia, esto no estaría sucediendo porque estarían actuando a sus anchas.

De ahí los paros y las marchas. Justamente para este mes de noviembre se ha programado otro paro y los pretextos son muchos aunque absurdos.

Según ellos el paro es contra una Reforma Pensional que en la práctica está en discusión, pero ni se ha debatido ni se ha aprobado. Hablan de una Reforma Laboral que está en las mismas condiciones, sin debatir ni aprobar. Otro pretexto son los recursos para la Educación y Duque les dio 3 billones adicionales. Hablan de la corrupción en la Universidad Distrital, olvidándose y queriendo ignorar que el Rector lo nombró Gustavo Petro siendo Alcalde de Bogotá. Hablan incluso de no estar de acuerdo con la orden que se le dio a la Policía para no dejarse torturar ni quemar vivos…

Y obviamente pueden existir según  ellos, muchas razones más, pero no es un secreto que en la última sesión del Foro de Sao Paulo realizado justamente en Venezuela, fue determinante la orden de atacar a Colombia, y que entre otras cosas, el Paro Nacional es financiado por el socialismo/comunista y Diosdado Cabello, quien a la vez dio la orden de quemar el Metro de Medellín, el Transmilenio de Bogotá, edificios públicos y centros comerciales.

El Paro Nacional en desarrollo, como Plan del Foro de Sao Paulo, es porque quieren manifestantes muertos para encender y destruir a Colombia.

Y es posible que lo logren porque el socialismo/socialista  es una plaga. Y los vándalos forman parte de esa plaga a nivel mundial y actúa como una especie de virus criminal.

Estudios realizados dan como resultado que el 92% de los activistas de izquierda viven con sus padres, son vagos, marihuaneros y mantenidos.

No hace mucho tiempo un informe realizado en Alemania por Renzo Hodwalker, sostuvo que en una encuesta realizada entre un grupo de activistas de izquierda arrestados en Berlín reveló datos sobre la condición socioeconómica de los izquierdistas.

Los activistas fueron arrestados por violencia contra personas con ideas diferentes, y la gran mayoría de los manifestantes de izquierda progresista arrestados bajo sospecha de delitos de uso político en Berlín son hombres jóvenes que viven con sus padres. Las cifras, que se publicaron en el diario Bild, revelaron que 873 sospechosos fueron investigados por las autoridades entre 2003 y 2013. De estos, el 84 por ciento eran hombres y el 72 por ciento tenían entre 18 y 29 años.

Más de la mitad de los arrestos se realizaron en los distritos berlineses de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, principalmente durante las manifestaciones.

Esos desempleados y mantenidos por mamá y papá, tienen como uno de los objetivos principales de acuerdo a las órdenes que reciben “de arriba”, es atacar y diezmar a la policía. Diezmada la policía, el camino les queda libre para incendiar vehículos, lanzar petardos, granadas, piedras, bombas molotov para crear el caos y poder saquear almacenes y centros comerciales.

Las cifras fueron publicadas por la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV).

Lo más triste es que los grandes medios nacionales, por intereses oscuros, siguen siendo cómplices de esta franja criminal, porque ocultan las verdades, siguen hablando de las disidencias y ocultando hechos como la visita de Raúl Castro quien fue visto en el norte de Bogotá, la semana inmediatamente anterior.

Muchos congresistas incluso apoyan desde el Congreso estos desmanes, y solo el Centro Democrático expidió un Comunicado, que a la letra dice lo siguiente:

Comunicado a la opinión pública

1. El paro convocado para el 21 de noviembre hace parte de la estrategia del Foro de São Paulo que intenta desestabilizar a las democracias de América Latina, secundado por grupos opositores cuyo propósito ha sido bloquear al Gobierno del Presidente Iván Duque.

2. El derecho democrático de la protesta social no puede estar al servicio de anarquistas internacionales ni de grupos violentos.

3. Pedimos a las autoridades competentes la judicialización de los incitadores a la violencia, y en el caso de extranjeros, que estos sean llevados a la cárcel o deportados.

4. El Presidente Duque recibió una funesta herencia, pero con transparencia y eficacia, en corto tiempo, puede mostrar importantes signos de recuperación del País.

5. Queremos recordar a la comunidad universitaria, que a pesar de la difícil situación fiscal-financiera, el presupuesto aprobado para la educación es de 44,1 billones de pesos, hace dos años era de 38 billones.

6. Hay noticias falsas que hacen parte de este plan de desestabilización: el gobierno no ha propuesto reformas laborales ni pensionales que afecten derechos de los jóvenes o de quienes se pensionen.

7. Los grupos criminales, de manera cobarde, se escudan en menores. El Gobierno es respetuoso de los derechos de los menores, pero con observancia del Derecho Internacional Humanitario, no puede paralizar la acción imperativa contra los criminales.

8. Confiamos que el Gobierno encuentre las fuentes para financiar las grandes expectativas del Plan de Desarrollo, guiado por los conceptos de emprendimiento y equidad, llamados a impulsar el vigor económico y la corrección de los desequilibrios sociales.

9. Hacemos un llamado a los colombianos para seguir defendiendo la democracia.

Bogotá, 7 de noviembre de 2019.

Bancada del Centro Democrático

Cabe destacar que el Centro Democrático es el único partido que le ha hecho frente al terrorismo, a la mafia transnacional y a las guerrillas.

Pero bueno; analizando más a fondo la situación, y como el pez muere por la boca, vale resaltar que los comunistas/socialistas hablan de igualdad y de la lucha contra la oligarquía mientras ellos la buscan afanosamente. No hay forma de calcular las fortunas de Chávez, los Castro, Vladimir Putín, Mao Tse Tung en su época, Nicolás Maduro, Juan Manuel Santos, Gustavo Petro y otros que camuflados, soterradamente y apoyados por una camada de idiotas útiles –léase vándalos– se enriquecieron con el mismo cuento.

Y es más sencillo aun; si a los comunistas/socialistas les importara el pueblo, ya habrían marchado contra el injusto IVA, el criminal 4X1000, los altos costos de los servicios bancarios y de las empresas de servicios públicos. O ya hubieran marchado contra el alto e inmerecido salario de los congresistas y contra el mismo número de congresistas que solo desangran al país.  

¿Cuándo se ha escuchado por parte de la mafia transnacional del comunista/socialistas una protesta sobre lo evaluado anteriormente? Jamás; porque a ellos solo les interesa utilizar el pueblo y principalmente jóvenes ignorantes en política, para sus macabros fines.

Lo más inaceptable para un colombiano de bien, es apoyar estas marchas y paros que se realizan solo para desestabilizar gobiernos. Y vuelvo a repetir lo que dije arriba: Si Petro con su sucia campaña le hubiera podido arrebatarle la Presidencia de la República a Iván Duque, nada de esto estaría sucediendo.

El colombiano de bien, el hombre y la mujer actuando sensatamente, debe reflexionar sobre los beneficios que se reciben o se han recibido del comunismo/socialista.

Si eso fuera bueno, los cubanos no huirían de la isla; si eso fuera bueno, los venezolanos no nos estarían invadiendo, huyendo de un régimen criminal; si eso fuera bueno, Mao Tse Tung no se hubiera visto obligado a asesinar a más de 50 millones de chinos que se opusieron a su represión.

Acepto que la Democracia es mala y corrupta, pero no es tan criminal y miserable como el comunismo/socialista.

Por eso y porque tengo buena formación académica, no me presto para estas payasadas de los terroristas, narcotraficantes y violadores del comunismo/socialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *