El divino derecho al comercio y la informalidad

Escribe: Jeffrey Kihien

La informalidad es la fuerza de Hispanoam茅rica; es la tradici贸n comercial que lleg贸 de Espa帽a como derecho divino, junto con la libertad y la propiedad.

En Per煤, por ejemplo, un negocio puede ser multado, intervenido y cerrado por diecisiete diferentes organismos, incluyendo la Asociaci贸n de Autores y Compositores, una vez en la formalidad, el negocio es presa f谩cil del Estado y sus bur贸cratas.

El Fraile Dominico Francisco de Vitoria (1483-1546), observ贸 los desaf铆os que el siglo XVI tra铆a a la cristiandad. Los musulmanes hab铆an sido expulsados con guerra de Espa帽a, una guerra que dur贸 ocho siglos, las Indias eran descubiertas, se dio por primera vez la vuelta al mundo, y tambi茅n, por primera vez, todos los continentes se conectaron comercialmente. La monarqu铆a espa帽ola estableci贸 la primera globalizaci贸n con sus leyes de comercio, su religi贸n y su moneda, el Real de Ocho.

El derecho del hombre al comercio y la propiedad individual frente a la comunal, fueron desaf铆os 茅ticos y morales que la ciencia del Derecho deb铆a resolver, de tal forma que permitiera al hombre desarrollarse en libertad. De Vitoria, testigo y estudioso de leyes y costumbres de la llamada Edad Media, de la cual el sal铆a, plante贸 la siguiente soluci贸n legal al problema 茅tico del comercio: 鈥淓l hombre tiene derecho al libre comercio, es decir, a comerciar con otros hombres, aunque pertenezcan a una regi贸n o sociedad distintas de la suya, siempre que no haya perjuicio para 茅stas o para sus individuos鈥.

El comercio se reconoce como un Derecho individual en la cristiandad, sin distinci贸n alguna entre los s煤bditos del Rey donde quiera que se encuentren, explica tambi茅n la bonanza que el Imperio Espa帽ol experiment贸 durante tres siglos, as铆 como la paz que se observ贸 en sus dominios.

Otra discusi贸n se llev贸 a la palestra, la misma que ha acompa帽ado al hombre desde su creaci贸n; la propiedad. El modelo de propiedad comunal siempre ha existido, es un modelo de producci贸n, al fin y al cabo, pero injusto seg煤n Francisco de Vitoria; 鈥淪i los bienes se poseyeran en com煤n ser铆an los hombres malvados e incluso los avaros y ladrones quienes m谩s se beneficiar铆an. Sacar铆an m谩s y pondr铆an menos en el granero de la comunidad鈥. Brillante, y es lo que sucede en la pr谩ctica con los modelos de bienes comunitarios, como es de todos, nadie los cuida y todos reclaman, y al final nadie trabaja y no hay producci贸n. Quinientos a帽os despu茅s, el hombre sigue insistiendo en el comunismo, que sigue fallando.

Estos dos conceptos jur铆dicos, el de la libertad de comercio y propiedad privada, fueron los pilares del desarrollo econ贸mico y social en las Indias, hoy Hispanoam茅rica. El indio americano con derechos aprendi贸 a comerciar y valoraba la propiedad privada. El hispanoamericano es comerciante por naturaleza, siempre busca que vender.

La informalidad, que no es otra cosa que el ejercicio de la libertad de comercio sin la intervenci贸n regulatoria e impositiva del Estado, es la pr谩ctica de la costumbre comercial que llego a Am茅rica con Espa帽a, esta libertad esta arrinconada por la imposici贸n de regulaciones estatales, as铆 como impuestos. La respuesta del ciudadano es comerciar al margen del estado. Los gobiernos de Hispanoam茅rica, los organismos internacionales y los pol铆ticos se quejan constantemente de la 鈥渋nformalidad,鈥 y prometen programas, incentivos y la fuerza para 鈥渇ormalizar鈥 la actividad comercial privada, jam谩s ha funcionado, ni funcionar谩. Hay que entender que la informalidad es fuerza productiva, combatirla es err贸neo porque empobrece, lo que hay que hacer es lo opuesto, dejar que el hispano desarrolle su 鈥溍gel comercial,鈥 鈥 me opongo a utilizar 鈥渁nimal comercial鈥 鈥, y produzca, y venda al mundo entero, sin restricci贸n estatal.

El dilema, son los impuestos, los bur贸cratas quieren cobrar, y mientras m谩s es mejor, adem谩s de la inmensa regulaci贸n estatal que se impone a cualquier empresa. En Per煤, por ejemplo, un negocio puede ser multado, intervenido y cerrado por diecisiete diferentes organismos, incluyendo la Asociaci贸n de Autores y Compositores, una vez en la formalidad, el negocio es presa f谩cil del Estado y sus bur贸cratas, que imitan regulaciones de los pa铆ses con desarrollo econ贸mico avanzado. Esta regulaci贸n es muchas veces impuesta por organismos internacionales, ONGs, tratados internacionales e inclusive Hollywood, con sus peticiones para proteger la flora y fauna de la Amazonia, pero no la gente que vive all铆 y necesita de esos recursos para sobrevivir. A las regulaciones ya existentes, que son abundantes, costosas, inservibles y generan responsabilidad penal, hay que sumarle las nuevas; como regulaciones ambientales, de g茅nero, de no discriminaci贸n, animalistas, s贸lo para mencionar algunas.

La informalidad es la fuerza de Hispanoam茅rica, es la tradici贸n comercial que lleg贸 de Espa帽a como derecho divino, junto con la libertad y la propiedad. La receta es simple, y es lo que repiten los peque帽os empresarios: Dejen que trabajemos en paz. Nada m谩s, ver谩n como toda la regi贸n entrar谩 en bonanza en solo diez a帽os, con la fuerza creadora de riqueza hispana.

===============================================================

NOVEDAD LITERARIA:

Ya est谩 disponible 鈥淓L IMPERIO DEL TERROR鈥, la obra que en 400 p谩ginas revela el resultado de 40 a帽os de investigaci贸n period铆stica en torno al proceder malsano de brujos, pastores, m茅dicos, escuelas de modelaje y otras 鈥減rofesiones鈥.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *