El suicidio de Vargas Lleras

Escribe. Luis Hernando Granada C.

En la Santa Biblia dice: “Por sus frutos los conoceréis”. Y esta frase bíblica es un hecho irrefutable.

Muchos son los políticos nefastos para el país, y esto no es nada nuevo. Y nefasto es aquel político o gobernante que gobierna mal, que solo piensa en sus riquezas personales y que es tirano con aquellos que se convierten en víctimas a pesar de haber votado por ellos.

El Congreso de la República es uno de esos antros donde llegan “figuras” nocivas, aunque de hecho ya se sabe que los congresistas, poco o nada han legislado para el pueblo y solo lo hacen para beneficiarse ellos, o más directamente, para enriquecerse ellos.

Personajes como Roy Barreras, Antonio Navarro Wolf, Gustavo Bolívar, Jorge Enrique Robledo, Gustavo Petro, entre otros, sin olvidarnos de expresidentes como César Gaviria Trujillo, Julio César Turbay Ayala, Misael Pastrana Borrero, Ernesto Samper Pizano, Andrés Pastrana Arango, Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos -–el peor de todos—, y otros más, han amasado, a través de la política, pero especialmente de las llamadas “coimas”, fortunas ilimitadas.

Todo lo anterior, como abrebocas para llegar al análisis del suicidio de Germán Vargas Lleras cuyo paso por la política ha estado minado de agresiones hacia el pueblo.

En alguna oportunidad pensó en la creación y aprobación de la “Ley Lleras” que consistía en quitarles el internet a los colombianos. Con eso empezó a anudarse el lazo en su garganta. Luego vino otro hecho insólito: Mientras la mayoría de los políticos se revuelven con la “plebe”, abrazan niños huérfanos y pobres, besan abuelitas y demuestran un amor por el pueblo que no sienten, Germán Vargas Lleras propinaba coscorrones que se volvieron famosos y que dieron a conocer, una parte oculta del desprecio de este personaje por el pueblo colombiano.

¿Cuáles han sido o fueron las obras de Germán Vargas Lleras, si aunque se afirme que la Vivienda gratis era un programa de él, no hay nada más falso porque ni eran gratis ni las construyó él con dineros de su propio bolsillo?

Si buscamos con lupa, nada que se destaque o que haya beneficiado al pueblo se podría encontrar en la vida política de Germán Vargas Lleras. A no ser que nos detuviéramos a relacionar sus agresiones al pueblo, porque olvidándose que el salario mínimo del trabajador colombiano es una miseria, recientemente propuso quitarle todo al trabajador colombiano: Cesantías, primas, horas extras, pensiones, todo.

Con esta acción, terminó de ajustar a su garganta el nudo con el cual, él mismo tomó la determinación de suicidarse políticamente. Uno menos en la larga lista de verdugos y criminales del país.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *