Estrategia de Petro, la misma de Chávez

¿Petro está utilizando la misma estrategia que llevó a Hugo Chávez a la presidencia? Ni más ni menos.

La respuesta la da un análisis de la periodista Paola Ochoa en la que asegura que toda la polémica que ha rodeado al senador en realidad le sirve mucho.

En una columna de El Tiempo, Ochoa señala que el excandidato presidencial “logró capitalizar el escándalo a su favor” y “se reafirmó como el enemigo número uno de los ricos colombianos, a quienes viene acusando de intentar tapar otros escándalos”.

Según la periodista, esa constante lucha contra los hombres millonarios del país“lo perfila como el único salvador de uno de los países más desiguales del universo”.Además, logró que pasara a un segundo plano la verdad detrás del video que difundió la senadora Paloma Valencia.

Y ahí es donde entra Chávez, el hombre que llevó el socialismo a Venezuela desde que llegó al poder en 1999. Ochoa recuerda que el desaparecido presidente venezolano “la emprendió contra Lorenzo Mendoza, uno de los grandes billonarios” de ese país.

Cabe señalar que el empresario Mendoza es el presidente de Empresas Polar, productora de los principales productos de primera necesidad que consumen los venezolanos a diario.

En ese sentido, Ochoa señala: “Y, aunque la gente en las calles siguió comprando Harina Pan para hacer sus arepas, y tomando cerveza Polar para emborracharse en las fiestas, al final todas las puyas contra Mendoza sirvieron, no para llevarlo a la bancarrota sino para impulsar a Chávez a la presidencia de Venezuela”.

Ochoa señaló también que el discurso que maneja Petro por la lucha de clases es “mucho más taquillero”porque“a la gente la mueven los sentimientos, las emociones, las pasiones, o hasta las compras de votos a punta de billetes y lechona”.

El senador, además se alejó un poco de la lucha anticorrupción que nos puede tocar a todos cuando, por ejemplo,“sobornamos a los oficiales de tránsito o pagamos a otros para que hagan trámites por nosotros”.

Con todas esas triquiñuelas, Petro pretende llegar a la Casa de Nariño, incluido el despliegue mediático que hacen los medios de comunicación; escenario que parece no gustarle a Ochoa pues concluye su columna señalando: “La única salida con Gustavo Petro es ignorarlo. Ojalá no tuviera nunca que volver a mencionarlo. O será otro pésimo presidente para los colombianos”.

T. de Pulzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *