Fortunas socialistas/comunistas escondidas

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Venezolanos abandonan su país huyendo del régimen del multimillonario comunista/socialista Nicolás Maduro.

Lujosos autos, propiedades, casas de campo, de veraneo, de descanso, yates, depósitos en paraísos fiscales y caletas de toda especie es lo que acumulan en secreto y con sigilo riguroso los líderes socialistas/comunistas que pregonan la igualdad y la lucha contra la oligarquía, aprovechándose de la inocencia y estupidez de los que creen en ellos.

Además, poseen grandes sueldos, y acudiendo a testaferros, son propietarios de terrenos, contratos, grandes y empresas, pero no todos los bienes patrimoniales de estos nefastos personajes son públicos y por eso les queda fácil ocultarlos.

Y todo lo logran con sus disfraces: Unos dicen ser socialistas y otros comunistas. Es lo mismo y están íntimamente relacionados. Y aunque un comunista sea socialista, un socialista no necesariamente es comunista, pero ambos manejan las mismas estrategias ante la colectividad: la planificación de la economía, el intervencionismo del Estado, la lucha de clases o la socialización y manejo de los medios de producción que  acaba con el proletario convirtiéndolos en esclavos de un régimen o dictadura comunista porque el socialismo es el paso final para llegar a una sociedad comunista.

A través de estas estrategias, solapadas, plagadas de mentiras, de promesas que jamás se cumplen, la historia del comunismo o del socialismo siempre ha estado repleta de multimillonarios, gente de bien y de hijos de familias acomodadas.

La pregunta de los “mamertos” dudosos es siempre la misma: ¿Puede alguno de estos jóvenes “rebeldes” de la clase media y vinculado a algún grupo de izquierda ser multimillonario como sus líderes? Jamás, a menos que se convierta en un lagarto trepador.  De lo contrario, esos “rebeldes”, esos vándalos, esos que lanzan piedras, bombas incendiarias, y que salen a marchar y a gritarle “asesino” a un jefe de Estado mientras encubren a su jefe asesino; esos mismos que le gritan “narco” a un jefe de Estado mientras ellos trabajan para un capo de la izquierda comunista/socialista narcotraficante, jamás llegarán a ser multimillonarios y estarán siempre condenados a alimentarse a base de avena o cebada como en Cuba, o a tener que salir huyendo como ratas, como lo están haciendo los venezolanos, que si no toman la alternativa de la huida, tendrán que buscar en los botes de basura, un mendrugo de pan.

Y mientras tanto; mientras esos jóvenes hacen bulto para favorecer a sus líderes, ellos, los líderes comunistas/socialistas podrían bañarse y forrarse en billetes o seguir acumulando dinero en sitios clandestinos.  

Esa es la hipocresía izquierdista que destruye pueblos, que expropia viviendas, autos, propiedades de todo tipo y de considerable valor, mientras sus hijos estudian en el exterior y gozan de privilegios que no merecen porque son obtenidos con dineros ilícitos. Ellos, los que pregonan luchar contra la oligarquía, disfrutan del capitalismo, teniendo cuentas bancarias con varios ceros en su haber y a su disposición.

Pero la juventud sigue ahí; sin leer, sin estudiar, sin prepararse, sin conocer la verdad y desperdiciando su vida, su talento y su energía a favor de un explotador, mucho peor que aquellos catalogados como oligarcas, empresarios o industriales igualmente explotadores, pero que al menos conceden más opciones de libertad.

En Colombia por ejemplo, estos jóvenes “rebeldes”, creyendo en el cuento de la igualdad y en la lucha contra la oligarquía; creyendo en educación, servicio de salud, vivienda y otras gratuidades, favorecen intereses de capos del comunismo/socialista como Jesús Santrich, Gustavo Petro, Gustavo Bolívar, Roy Barreras, Claudia López, Jorge Enrique Robledo, Iván Márquez, Iván Cepeda, Timochenko, Antonio Navarro, los jefes y capos de la JEP, los capos y líderes de Fecode y otros más, mientras ellos, esos jóvenes “rebeldes”, tienen que pedirle a sus padres para la buseta.

Por eso siempre lo he sostenido: El día que los “mamertos” estudien y conozcan lo que ha sido el socialismo/comunista a través de la historia, dejarán de ser “mamertos” y se convertirán en personas de bien amantes de su patria, la libertad y la independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *