Hacer lo contrario, táctica del socialismo/comunista

Escribe: Luis Hernando Granada C.*.-

Jamás la mafia transnacional comunista/socialista reivindicará a los pueblos.

Todos los líderes y capos del comunismo/socialista juegan a hacernos creer lo contrario de lo que pregonan. Hablan de combatir la oligarquía mientras la buscan desesperadamente. Dicen o pregonan la lucha contra la corrupción mientras son corruptos de diversas formas. Hablan de la libertad de expresión pero compran los grandes medios para que solo publiquen lo que a ellos les conviene.

Y con esa retórica, el comunismo/socialista logra aplastar a la sociedad, llevándola a una “igualdad” de miseria bajo la bota fratricida de una burocracia selectiva de un grupo minoritario corrupto.

El comunismo/socialista de una u otra forma siempre acusará al bando contrario de “opresión”, mientras ellos oprimen y someten a sus seguidores, especialmente a los jóvenes “mamertos” que por desconocimiento, van al matadero como borregos. Y esos mismos “mamertos”, aprendiendo la lección, se encargan de seguir por doquier fabricando penurias, hablando de pobreza, de miseria, de la muerte estatal y de la falta de todo, porque “todo” les falta, y eso forma parte de sus herramientas criminales.

Si retrocedemos 100 años atrás, en todas las sociedades donde se impuso o se intentó imponer el comunismo/socialista, ha reinado por parte de esos tiranos, hambre, genocidio, totalitarismo, corrupción masiva y colapso moral y social. No hay un solo sitio donde el comunismo/socialista, carente de ideas y acciones que beneficien al pueblo, no haya dejado su huella de terror, la impronta del crimen, las secuelas de la barbarie.

¿Y dónde quedan las promesas y las frases hermosas de redención? En la basura, en el recuerdo, en el engaño total, a tal punto que defraudados, los que cayeron en el juego maquiavélico, viéndose doblegados y sometidos, huyen de sus países o se hacen matar para no sufrir con sus familias las consecuencias. Lo hemos visto y lo seguimos viendo: La gente huye por cualquier parte y desde cualquier sitio: Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, etc. Y no importa tener que someterse a largas caminatas por trochas, rumiando y cargando a cuestas su miseria, esa igualdad que fue lo único que estos regímenes les dejaron.

Y hasta ahí llega el “amor” de los “mamertos” a una causa, a una “revolución” de papel. Las promesas solo sirvieron de eslabones de una larga cadena con las que los sometieron hasta que lograron sus objetivos, llegar al poder, enriquecerse, vivir en la opulencia y reírse a carcajadas de los “mamertos” y seguidores. Porque en la práctica, el comunismo/socialista logra lo contrario de lo que anuncian en sus discursos populistas.

Y el populismo es tan grande por parte de esa pequeña pero letal “pandilla rica”, que esos líderes que llegan a ocupar cargos en el Estado, ya sea a nivel de Congresistas, Representantes, o simplemente funcionarios rasos que lamen la teta del Estado, jamás hacen nada que reivindique la clase popular, la única que nutre y alimenta a los gobiernos. Jamás trabajarán para que el pueblo reciba un justo salario. Jamás trabajarán para que a través de la justicia laboral, el obrero y el trabajador ganen un pleito ante el gamonal o empresario opresor. Jamás trabajarán para que el pueblo reciba educación, seguridad social o seguridad ciudadana.  Lo prometerán, lo pregonan, pero a ellos, que forman parte de la llamada mafia transnacional comunista/socialista, eso no les conviene. Entre más miserable sean las condiciones del pueblo, más opciones tendrán ellos de llegar al poder a enriquecerse.

* Luis Hernando Granada C., Periodista, Publicista, Director de www.visiondeltolima.com y de www.literaturaenlinea.com      

==============================================

PUBLICIDAD

MÁS INFORMACIÓN EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *