Exaltación, autocuidado y protección

Escribe: Jorge Ancizar Cabrera Reyes

Tenemos que ser muy conscientes y solidarios con lo que está pasando y sin terquedad, asumir con humildad las recomendaciones que se nos indican a cada instante por las autoridades a través de los medios de comunicación que también debemos resaltar por informar suficientemente a la opinión.

La situación de salud del mundo y de Colombia está en grave riesgo; hay que estar atentos, saber comprender y estar bien informados sobre la enfermedad del COVID-19 para tomar las medidas responsablemente y actuar individual y colectivamente, según las recomendaciones y medidas tomadas y coordinadas por los gobiernos locales, regionales, el gobierno nacional e igual las decisiones hechas por la comunidad internacional representada en la Organización Mundial de la Salud – OMS.

Estamos frente a una adversidad muy grave con la pandemia del Coronavirus, y sin salud el mundo no es nada, y es igual para todos; lo mejor es el aislamiento en la casa, puede ser voluntario u obligatorio.

Hay que exaltar, la labor con inmenso amor y vocación que adelantan los médicos, enfermeras y las personas que trabajan en los hospitales y clínicas, pues ellos son los más expuestos al contagio del COVID-19 y son los héroes que están afrontando de cerca ésta grave pandemia. Además debemos destacar el apoyo dado como siempre lo realiza a los organismos de socorro, fuerza pública y autoridades responsables de saneamiento y salud pública.

Tal vez estamos empezando a comprender que nadie se salva solo, que las fronteras no existen, que la salud es un derecho universal, que la economía puede esperar, que la vida es frágil y que protegerla es un derecho colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *