Indicadores del desarrollo tolimense (I)

Escribe: Alberto Bejarano Ávila

En buen momento Unibagué anuncia el “boletín económico trimestral” que llenará el vacío de cifras sociales, económicas y ambientales que no permite el análisis periódico y metódico de planes de desarrollo, visiones estratégicas, promesas electorales, avance o retroceso en las variables constitutivas del progreso y que, además, revelaría el compromiso e idoneidad de los responsables de hacer las tareas atinentes al desarrollo regional.

No conozco el menú de indicadores, las formulas usadas para obtener las cifras y adonde suscribirme al boletín, pero creo que no se defraudará la expectativa puesta en éste valioso documento de análisis.

Hasta ahora el Tolima, los municipios, los medios y la organización social, política y gremial, no contaban con un sistema de información metódica y periódica para efectuar seguimiento objetivo y cualitativo del acontecer regional, pues siempre vivimos a expensas de los índices que suministra el DANE, las agencias multilaterales y las grandes corporaciones económicas, índices que, por no ser pertinentes ni fiables, pueden manipularse para fijar en el imaginario regional la percepción de progreso que mejor convenga a los grandes intereses oligopólicos y políticos del orden nacional y mundial que patrocinan el centralismo y las dependencias.

Sin información seria, lastimosamente tendremos que estar siempre “dando palos de ciego” y opinando por reflejo o por inducidas razones ajenas sobre los sucesos propios y, de alguna manera, actuando como meros pasajeros (muchos en “la banca de los músicos”) sin poder ver el tablero de indicadores y testigos y menos controlar el volante del vehículo en el que creemos viajar por una autopista del desarrollo que parece no tener punto de llegada, pues, en ese paseo de falsas ilusiones llevamos muchas décadas de estoicismo y sumisión, tal vez por creernos el cuento pueril de que vivimos en uno de los países más felices del mundo.

Ojalá las anteriores hayan sido las razones para crear el “boletín económico trimestral” que, utilizando métodos y formulas serias y probadas, procese con regularidad y consistencia las grandes cifras del Tolima que, mostradas en diversas categorías, revelen información capital para que los interesados u obligados hagamos continuo seguimiento al comportamiento de variables concernientes al desarrollo, al bienestar social, al desempeño económico (privado y público) y a los impactos que ocasionan las intervenciones sobre el ecosistema tolimense.

Unibagué y su Instituto de Desarrollo Regional, excelsas expresiones de la academia, saben cómo ordenar el plan de información estadística regional y por tanto uno sólo esperaría que el boletín vaya más allá de las cifras del PIB, inflación, balanza comercial, que sólo son útiles si se cruzan con múltiples variables de la complejidad sistémica del Tolima y con las acciones que tienen que realizarse para reconstruir moralmente al Tolima, reconstrucción que a mi juicio es esencial. Así entonces, como simple sugerencia, señalaré algunos índices sociales, económicos y ambientales necesarios para el examen de la realidad regional.

Continúa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *