La Avena, saludable y nutritiva

La avena está hecha de avena molida, o “granos ” como muchos los han acuñado. Estos granos vienen en muchas formas, desde molidos hasta cortados. Puedes disfrutarla espesa (a la antigua) o delgados (instantáneos) según la textura que busques o la cantidad de tiempo que tengas para prepararlos.

La avena también está llena de fibra, la cual, como se sabe, hace cosas maravillosas para tu cuerpo, incluyendo todas las cosas que se mencionan a continuación.

1. Serás “regular”. La avena, sin importar su forma de consumo, es fibra casi pura. La fibra es algo extremadamente difícil de digerir sin la ayuda de los fluidos que se encuentran dentro de tu cuerpo. Por lo tanto, la avena sirve como una esponja, absorbiendo agua y otros líquidos, ya que se mueve con facilidad a través de tu sistema digestivo y fuera de ti. Esto te hace tener evacuaciones regulares para que no te sientas constipado y te sientas todo lleno y asqueroso.

2. Estarás lleno. Al igual que una esponja absorbe la humedad, también se hincha al menos al doble de su tamaño original al hacerlo. La avena esencialmente hace lo mismo en tu cuerpo.

Cuando se come, inmediatamente comienza a expandirse y a llenar el espacio dentro de su estómago, dejando menos espacio para más comida. Y cuando eso sucede, te llena y es menos probable que ingieras alimentos innecesarios.

Vale la pena recordar que la mejor avena es la que preparamos en casa, al natural y sin preservativos que son los causantes de muchas enfermedades.

De pexels.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *