La Barca de Calderón

Escribe: William Calderón Zuluaga.-

Entre el bazar y la algarabía de la U.-

Con las declaraciones del hidalgo payanés, don Aurelio Iragorri Valencia, anunciando su retiro de la Presidencia del partido de la U, se avecina el principio del fin de esa montonera que nació en la calculada luna de miel de Santos, aupando las velas de la embarcación de la reelección del expresidente Álvaro Uribe, gracias a la ayuda del connotado Maestro del Derecho Juan Clímaco Giraldo Gómez y el respaldo desinteresado del Doctor Oscar Iván Zuluaga Escobar quien así terminó labrando su propia tumba.

Astuto y morrongo.- Con su infaltable dicción gutural de “tartamudo locuaz”, echando mano de veteranos caciques liberales, como don Aurelio Iragirri Hormaza, el inolvidable Luis Guillermo Vélez Trujillo y el apoyo directo del intelectual José Obdulio Gaviria y otros más… el astuto  y morrongo aspirante Santos, fundó ese partido, que a la sombra del nombre, el apellido de Uribe, su entonces aura popular creciente, su fuerza electoral en los puntos más altos, era una seductora y valiosa opción de transfuguismo.

El estadista de Dosquebradas.- Decepcionados de las varias derrotas del fogoso Serpa, y hastiados de las oscuras maromas y maniobras del decadente estadista de Dosquebradas, Cesar Augusto Gaviria, congresistas, diputados, concejales, aspirantes a alcaldías y gobernaciones, pegaron la estampida hacia el entonces novedoso partido de la U. “Su partido, señor Presidente Uribe”, gritó Santos, subiéndose sumiso y lambón al carro victorioso de la reelección de Uribe.

La estrategia del póker.- En secreto, Santos había dicho a sus íntimos, que si la difícil aprobación del “articulito” ,que abría las puertas a la reelección inmediata fracasaba en el Congreso, él se lanzaría por la presidencia. Sí, por el contrario este se aprobaba, él se pondría al frente de la reelección de Uribe, para hacer méritos y buscar suceder al mandatario reelecto. Fríamente, como todo lo suyo, la estrategia del póker, a Santos le salió perfecta. Así quedará en las páginas de la historia…. Retratados en ella a los personajes, y los hechos.


La Casa Valencia.- Fecunda en sus nobles herederos, la aristocrática casa de los Valencia, tiene ahora a dos vástagos políticos vigentes. Paloma, en las entrañas del Centro Democrático, y Aurelio, el Doctor Chirrinche como el Ave Fénix, saliendo entre las ruinas de lo que dejó el asqueroso voltearepismo del Roy, y de Benedetti. Seguramente, por cuenta de la confederación de caciques que, aun, por cuenta de los codiciados avales y la cercanía al gobierno Duque, y a los indispensables favores en año preelectoral, habrá un candidato que logre evitar la muerte por desaparecimiento, del partido que fuera mayoritario y eligiera por segunda vez a Uribe, y dos a Santos, mañosamente, poniendo fin a la discutida reelección, pero usufructuando Santos, con nombre propio y por última vez en nuestra historia.

El heredero.- Aurelio, que heredó la astucia de zorro caucano, de su ilustre padre, y la garra de León, de su abuelo, el Presidente Valencia, habrá de salvar con su eventual candidatura a la U, de su anunciado naufragio, y jalonará las listas de Senado y Cámara, del otrora Partido más votado, en manos de Uribe y de Santos, en su desaparecida gran convergencia política y electoral. Mirándose al espejo Don Aurelio, sacando su espada aristocrática dirá, si la prima Paloma puede por qué no yo? Y, si le cuaja su candidatura para la primera vuelta, tendrá una gran opción de poder negociador, para definir la suerte de Colombia ,en la segunda vuelta. No es entonces ningún disparate una candidatura de la U, en cabeza del ahora expresidente de este partido Doctor Aurelio Iragorri Hormaza.

Ya lo sabíamos.- Un nuevo acto de la grosera impunidad de las farc, es el tardío y oportunista reconocimiento de los atentados criminales contra Vargas Lleras…. Todo Colombia, supo que, desde el momento en que ocurrieron, su origen era de la dirigencia de las farc, por las posturas contrarias a los procesos de paz, y las encendidas críticas de Vargas, a los empeños de varios gobiernos, en buscar una salida no guerrerista al largo conflicto armado en Colombia. Esta trasnochada y sibilina “confesión” de los voceros de las farc, nada le sirve a una tercera o cuarta aspiración de Vargas a la presidencia en el 2022.

Dueño de nada.- El ya no es dueño de su bancada, y el suyo es un partido no de masas, ni de ideas, sino de congresistas, claro está con o sin “Martina la peligrosa” en el Tolima, ahora manejado, desde la sombra por el grupo de la familia Char. Con enemigos dentro de su partido, y pocos amigos fuera, sin maniobras para hacer alianzas, débil, arrogante y autoritario, Vargas está en su mala hora. Si insiste en condiciones políticas tan precarias, será para tratar de negociar los restos de su Cambio Radical, del que se apoderó, pues le pertenecía a De Lacalle y de la actual Canciller, grupo con quien enfrente a Petro en la segunda vuelta.

Partido de garaje.- Puede que sus votos no sobren, pero no serán necesarios. Convertido en partido de garaje, ya su edad no le permite ser de cambio, y su entrega a todos los gobiernos, le quitó su insignia radical. Sin casas para repartir, sin obras para inaugurar, con mayorías en contra dentro de su propio grupo, Vargas tendrá que resignarse seguir de columnista dominical en El Tiempo, y en su próspera oficina de abogado. Eso sí, con la gratitud de Sarmiento.

===================================

VERDADES NO REVELADAS: En 400 páginas llenas de historias y suspenso… “EL IMPERIO DEL TERROR” deja al descubierto los trucos y engaños de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, médicos inescrupulosos y otros personajes.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *