La Barca de Calderón: El estallido social

Escribe: William Calderón Zuluaga.-

La pandemia.- La alcaldesa pide confinar nuevamente a los habitantes de la ciudad capital y reducirlos a un encierro absoluto, y a gritos súplica por 2.000 ventiladores… Ventiladores que hubiese podido comprar en vez de gastar $2.000 millones que costó adaptar Corferias, lo cual muy poco ha servido en esta pandemia o paranoia… pues con la mitad hubiésemos podido comprar los 2.000 ventiladores y sobraba dinero… O cada uno desde su campo lucha contra las pretensiones totalitarias de la izquierda, o el estallido social fruto de la destrucción de la economía será incontenible. No es por casualidad que los hijos de Soros en el mundo entero quieren encerrar a la gente. Ellos saben que con economías destruidas harto pueden ganar.

Nos estamos jugando el futuro de Colombia; la clase media desaparecerá y se fortalecerá la miseria y terminaremos peor que Venezuela.

El confinamiento.- El confinamiento se volvió cuestión de ideología… mientras los Demócratas piden confinamiento, los Republicanos se quedan con la apertura. El confinamiento trajo la destrucción de las economías de los Estados Republicanos… En Europa la situación no fue distinta… el confinamiento es una cuestión personal y de disciplina social, Polonia y Bielorrusia tuvieron manejos ejemplares.

Lo cierto es que hoy en Ginebra, sede de la OMS, los ciudadanos disfrutan del Lago, bares y restaurantes, en Bogotá están siendo confinados en hogares de menos de 80 metros y con una banderita roja, izada en la puerta esperando que les traigan una limosna… Recordemos los leprosos del Antiguo Testamento.

Hoteles.- Hubiese sido mucho más económico, fácil y saludable, adoptar unos de nuestros vacíos hoteles a la capacidad de nuestros hospitales… y por qué no, los Centros hospitalarios de Carlos Gustavo Palacino y su proyecto que hizo realidad con Saludcoop.

No podemos decir que nuestra alcaldesa sea precipitada en sus juicios, pero la verdad es que es muy ligera para pensar, primero dispara y después pregunta… Por eso se tiene que retractar frecuentemente; ahora responsabiliza al Señor Presidente y a la manera de Poncio Pilatos se lava las manos… Cuidado con los falsos positivos del Covid. .. ¿Y por qué Claudia López con un presupuesto de 17 billones de pesos, no compra para Bogotá los ventiladores que necesita? 

William Calderón Zuluaga – Columnista,
Editor Político y Caricaturista

Director: www.labarcadewilliamcalderon.com @BarberiaBarca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *