La indolencia de un “alcalde”

Escribe: Diana Esperanza Guzmán

Ahí está Andrés Fabián Hurtado, alcalde Ibagué, dándole la espalda a la ciudad y con su sonrisa de Maquiavelo.-

Cada vez es más clara la finalidad del alcalde Andrés Fabián Hurtado a quien elegimos equivocándonos de “cabo a rabo” porque con lo que “ha hecho” hasta la presente, no está comprometido con la causa social.

A él no le importa la vida, la salud, la honra y la tranquilidad de los habitantes. Eso le importa cinco, porque el dinero lo defiende como un león.

El nunca estuvo oponiéndose al Presidente para salvaguardar el municipio sino sus arcas, lo cual sin ser muy sagaces, podemos deducir que va a mirar cómo esos recursos los hace propios.

¿Cómo puede ser que viendo lo que estamos viviendo los ibaguereños, no haya hecho revisar el Predial escandalosamente reajustado por la administración comunista de Jaramillo, el cual, para beneficio de la comunidad debe ser revisado y ajustado en justicia? Pero aparte de lo anterior, sin sonrojarse y con su sonrisa de protagonista de película de terror, se ha hecho el ciego, el sordo y el mudo frente a la alta facturación de la Empresa de Energía Celsia.

Si necesita dinero, ¿Por qué no inicia acciones contra los infractores de tránsito y contra aquellos que están cínica y descaradamente violando las restricciones ordenadas por el gobierno central para evitar la propagación del Coronavirus?. El Sábado en la tarde la carrera tercera con avenida 15 estaba normalmente atiborrada de personas que hacían fila frente a los bancos sin conservar la distancia sugerida, mientras otros, en grupo, se sentaban plácidamente en las bancas de la misma carrera tercera, a tomar tinto, fumar y hablar sin tapabocas.

¿Y dónde está la Policía que debe controlar estas malas acciones de ciudadanos irresponsables? Ángeles Televisión hizo una transmisión en directo donde no pudieron captar la presencia de un solo Policía, y los taxis, los autos y la gente, transitaban común y corriente.

Creo que esta debe ser la última vez que cuente con los votos de los ibaguereños, porque él y sus cercanos no merecen nuestro apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *