La ONU un bodrio que miente a favor de la izquierda

Escribe: Luis Hernando Granada C.*.-

Los vándalos que queman CAis con los uniformados dentro son considerados erdaderos angelitos por la ONU.

Empecemos por donde debe ser, por el principio: La ONU –según reza en textos muy difundidos–, es una organización internacional fundada en 1945 tras la Segunda Guerra Mundial por 51 países que se “comprometieron” a “trabajar para mantener la paz y la seguridad internacional, fomentar entre las naciones relaciones de amistad y promover el progreso social”.

Todo suena muy  bonito… pero ¿cuál es la verdad? Lo de mantener la paz y la seguridad internacional es falso; lo de fomentar entre las naciones relaciones de amistad y promover el progreso social, también es falso; y eso de mejorar el nivel de vida y los Derechos Humanos es igualmente falso.

Sin embargo, según se definen ellos mismos, se trata de una “asociación” de gobierno global que facilita la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos. Falso, todo es falso, porque todo lo que se ha visto es que la ONU encubre organizaciones terroristas y fomenta el crimen organizado a través del apoyo a la izquierda comunista. Eso es todo lo que han hecho a lo largo de más de 75 años de existencia. Recordemos que cuando los terroristas y narcotraficantes de las farc –frente antisocial represivo comunista–, dijeron que iban a entregar las armas, todo se hizo a hurtadillas, cubriendo el furgón donde se suponía que se transportarían las armas de los criminales, pero no se permitió el acceso a la prensa, no se tomaron fotografías reales y todo lo que hizo fue encubrir la entrega de vetustas y obsoletas armas de los guerrilleros, y todo con el patrocinio del camarada “Chucky Santos” como Presidente de la República en ese entonces. Era otro “show” del circo “Farc-Santos”.

La gente del común, la que no lee, la que no investiga, la que traga entero, la que escucha a Caracol o lee los grandes medios o escucha a senadores de la organización criminal como Gustavo Bolívar. Gustavo Petro, Roy Barreras y otras alimañas de izquierda, aun hoy se creen la farcsa de “Chucky Santos”.

Muchos consideran que la ONU es algo “respetable”, pero la ONU es una organización tan falsa como una moneda de cuero o como la misma JEP.

El Informe donde calificaron a la Policía Nacional de Colombia como criminales y a los vándalos de Petro como hermanitas de la caridad, fue pagado y presentado a la sombra de oscuros fines políticos. Es decir, fue producto del populismo de ciertos nefastos miembros de la izquierda colombiana patrocinada por la mafia transnacional comunista/socialista. Y lo más trsiete es que como en Colombia nos importa más un partido de fútbol, que las atrocidades que ocurren a nivel nacional, hasta ahora no se ha escuchado a un solo colombiano de bien, quejarse de los viles ataques contra la Policía Nacional por parte de los vándalos de Petro.

Tampoco se escucha a nadie quejarse de los crímenes que cometió y siguen cometiendo la farc, ahora con otro nombre y catalogadas malintencionadamente como “disidencias”.

Por eso una organización criminal como la ONU, calificó a la Policía como criminales de la peor calaña y a las farc como educadores y protectores de los niños secuestrados, torturados y violados por los que nunca la ONU presionó su regreso a casa. Nunca la ONU se ha pronunciado contra la práctica salvaje de  abortos a niñas entre los 8 y 16 años.

Queda claro, que está muy mal de la cabeza, todo aquel que considere los criterios, opiniones y calificativos de esa organización internacional, patrocinada por la izquierda internacional.

Así las cosas, el futuro de Colombia es incierto. No podemos seguir permitiendo que organizaciones criminales internacionales sigan metiendo las narices en nuestro país, calificando lo que no pueden calificar, catalogando a los vándalos como verdaderos angelitos y a los defensores de la sociedad o verdaderos héroes, de criminales de la peor calaña.

Tal vez quede un camino para salvar a Colombia: No volver a votar por ningún miembro de la izquierda ni reelegir a los que ya pasaron por el gobierno sin pena ni gloria, es decirm, sin habar aportado nada significativamente últil para la sociedad que ingenuamente los ha elegido.

* Luis Hernando Granada C., Periodista, Publicista, Director de www.visiondeltolima.com y www.literaturaenlinea.com autor de la Novela “El Imperio del Terror” y Gestor Cultural del Tolima

=======================================================

NOVEDAD LITERARIA

ADQUIÉRALA HOY A TRAVÉS DE:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *