Las grandes mentiras de la izquierda (I)

Escribe: Luis Hernando Granada C.

No cabe duda que la Derecha está plagada de corruptos, personajes que hacen negocios sucios para enriquecerse y vivir en la opulencia, pero la Izquierda, según lo vemos a través de la historia, utiliza un lenguaje y un accionar criminal que va desde el sometimiento de los pueblos a través del terror, la expropiación, la explotación laboral, la violación de los derechos humanos en todas sus formas y todo a base de mentiras e imposiciones.

Por izquierda política se entiende todo el conjunto de doctrinas, ideologías, corrientes y movimientos políticos basados en la idea de igualdad social. Esto último –la igualdad social–, es lo más falso en estos grupos y movimientos pandémicos. Y un ejemplo claro, el que más suena, el más trillado, es justamente aquel que reza que se combatirá la oligarquía para que haya “equidad social”, pero eso es solo el caballito de batalla para buscar el enriquecimiento ilícito de los cabecillas y capos de la izquierda.

El “cuento” de la izquierda, o el anzuelo criminal, radica en que a través de sus partidos, líderes y movimientos, proponen que la sociedad debe velar por la protección de los sectores más desfavorecidos, con miras a garantizar un sano equilibrio social. Esto no es más que un sofisma de distracción, un caramelo que endulza los oídos, principalmente los de la gente débil y soñadora en un futuro mejor que jamás llegara, porque esos pequeños o grandes grupos, por medio de prácticas opresivas “garantizan” la universalidad de los derechos humanos.

Y la diferencia entre la izquierda y la derecha, radica en que ésta última, se fundamenta en el derecho natural, la protección de la economía sobre los sujetos y el respeto a la propiedad privada y  los derechos humanos, lo cual no sucede con la izquierda.

De ahí que la izquierda se dedique a crear movimientos, partidos, grupos y grupúsculos con el fin de adoctrinar a las víctimas que van a someter. 

Los términos izquierda y derecha políticas surgieron en el siglo XVIII, concretamente en el año de 1789, cuando el parlamento francés sesionaba sobre el derecho a veto absoluto del rey sobre las decisiones de la asamblea.

Pero como en ningún grupo existe la unidad de criterios, la izquierda como estrategia de expansión creó varios “tipos de izquierda” y movimientos donde se promete algo favorable, pero en la práctica y de manera soterrada, se aplican otros criminales principios. Veamos algo de esos “tipos de izquierda”:

Izquierda democrática o reformista.- Reúne todas las corrientes de izquierda o centro izquierda que “abogan por la igualdad social” en el marco de regímenes democráticos y reformas consensuadas, pretendiendo convertirse en un “árbitro” de la lucha de clases sociales, sin pretender la desaparición de ninguna de ellas, y sus interpretaciones más frecuentes son el socialismo y la social-democracia, por lo cual acepta y “respeta” la propiedad privada.

Izquierda revolucionaria.- Es llamada también la izquierda radical, extrema izquierda o ultraizquierda, que se basa en la propuesta de la ruptura radical de los modos de producción (propiedad privada) y/o modelos de organización social por medio de la revolución, represión o expropiación. (Sus tendencias están basadas en el marxismo-leninismo, estalinismo, trotskismo, el maoísmo, etc.) y el anarquismo.

Movimientos de izquierda.- A lo largo de la historia y de acuerdo al pensamiento nocivo y criminal de sus líderes, se han creado  movimientos que son denominados de izquierda, muchos de ellos camuflando sus verdaderas intenciones de enriquecerse aprovechando la ingenuidad de los que creen en ellos. Dicen también –de manera astuta– defender la igualdad social, proteger el medioambiente y rechazar la industrialización. Se nutren con otros movimientos como el pacifismo, el anti-consumismo, el ambientalismo, el feminismo, el homosexualismo, la teología de la liberación, etc.

Y obviamente existen muchos grupos, grupúsculos, partidos, movimientos, Ongs y organizaciones cuya tendencia claramente es conducir a los pueblos hacia la mafia transnacional comunista/socialista.

En Colombia tenemos las centrales obreras que jamás han hecho nada por la clase trabajadora porque los patronos siguen explotando a sus trabajadores; porque no han hecho nada por una Reforma Laboral favorable para el trabajador y porque no han defendido el Régimen de Pensiones. Contamos igualmente con organizaciones como Fecode –federación comunista depredadora–, que a cambio de enseñar, lo que hace es adoctrinar en escuelas, colegios y universidades a estudiantes y profesores, siempre con el mismo objetivo criminal.

Y para rematar por hoy, antes de pasar a la segunda parte, en Colombia tenemos movimientos criminales adscritos a la mafia criminal socialista/comunista tales como las farc –frente antisocial represivo de Colombia–, el eln y otros grupos al margen de la ley, que en la práctica se convierten en el brazo armado y productivo a través de los cultivos y exportación de coca y marihuana.

Continuará

==========================================

VERDADES NO REVELADAS En 400 páginas llenas de historias y suspenso… “EL IMPERIO DEL TERROR”deja al descubierto los trucos y engaños de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, médicos inescrupulosos y otros personajes.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *