Las pantallas como ventanas

Escribe: Andrés Hoyos.-

Alcanzo a recordar en mi ya remota infancia, que la televisión venía en blanco y negro y tenía unas pantallas de proporción 4 x 3.

Al ir al cine, uno sí veía grandes lienzos sobre los que se proyectaba la película, pero pare de contar. No era como ahora, cuando la superficie rectangular de cristal plano se volvió ubicua y va desde la pantalla de un gran televisor hasta la de un teléfono o un reloj. Revisando en Corominas, encuentro que el origen de la palabra pantalla es incierto; viene quizá del catalán.

El Diccionario de autoridades la define así: “Plancha delgada de varias hechuras, que se pone en la vara de los velones o candeleros, que se mueve a todas partes, se baja y se sube, como se quiere, y sirve para ponerla delante de la luz para que haga sombra y no ofenda la vista”. La palabra en su versión original, cercana a mampara, que no ayuda mucho.

Hoy la relación de tamaño más corriente es 16:9, basada en el rectángulo imaginario que desde las épocas de la gran pintura del Renacimiento se trazaba sobre los dos ojos de cualquiera e imita la mirada panorámica que proyectan en la mente. Piénsese nada más en los paisajes de Patinir y se tendrá una idea de cómo se popularizó ese rectángulo.

=======================================

VERDADES NO REVELADAS: En 400 páginas llenas de historias y suspenso… “EL IMPERIO DEL TERROR”deja al descubierto los trucos y engaños de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, médicos inescrupulosos y otros personajes.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *