Luigui, un hombre sin dueños

Escribe: William Calderón Zuluaga*.-

Luis Guillerno Echeverri Vélez fue educado a la antigua usanza paisa. Lo que dice lo dice de frente y en la cara, sin agacharse ni mojarle el oído a nadie. No lo necesita. Su haber está representado por su independencia, su carácter y el sentido patrio de responsabilidad, propio de aquellos que se han jugado la vida frente a un toro para cumplirle al respetable. Por voluntad propia ha cumplido su compromiso personal y autoimpuesto con la democracia, se desmarcó del gobierno actual desde el 7 de agosto del 2018 y fuera de expresar libremente sus ideas, ha dedicado su sentido común y su tiempo libre a ayudarle al país en lo que conoce en materia de conducción empresarial y reflexión por medio de sus escritos sobre economía y desarrollo económico y social.

Luigui Echeverri.- Como lo escribía Don Jorge Robledo Ortiz… “Una cosa es deleitarnos y aceptar las acrobacias imaginativas de El aserrador de Jesús del Corral y, otra, glosar con justicia y mesura las ejecutorias de los hombres que nacieron con el peso del talento en el cerebro y con las angustias de la patria regadas sobre su sensibilidad de arrieros trashumantes”.

Sus mayores.- Este es el caso irreversible de Luigui Echeverri , cuya recta personalidad de antioqueño sin complicaciones y sin protocolos puede avalarse con el good Will de las enseñanzas de sus mayores como Bernardo Vélez Isaza, autor del Diario de Frank,  hijo de Lucrecio Vélez quien escribía con el pseudónimo de Gaspar Chaverra y era hermano del abogado Autor Civilista Fernando Vélez quien nos dejó sus glosas al Código Civil, precursores y prestamistas, fundadores de varias empresas de la economía paisa en la primera parte del siglo pasado y de los bancos: Republicano, Alemán, Colombiano y Comercial Antioqueño.

La huella.- El ascenso vital de este antioqueño empieza sobre la huella Jericoniana  de su abuelo, Luis Guillermo Echeverri Abad, empresario escritor y fundador de empresas e instituciones en Antioquia y en el país como el Sistema de Los Fondos Ganaderos, príncipe cervantino en savia de América para trazar las curvas cafeteras y triturar como en molino de bolas los problemas y miserias del pueblo colombiano, y para no ir muy lejos recibió el mejor legado de su padre Don Fabio Echeverri Correa

Colofón.- Para saber que Don Luigui Echeverri Vélez, puede llevar el título de hombre fuerte del establecimiento, el fuete arriador de verraquillo, las quimbas de cuero, la burda mulera, el carriel de 8 fuelles y el delantal de tela, es necesario que identifiquemos en su carácter lo que escribió su padre y que el prolonga casi con obsoleta terquedad sobre este mercado de menudeo de la hidalguía, de la palabra y de la honradez… Luigui no tiene que pedirle permiso a nadie para escribir lo que le dé la gana.

* William Calderón Zuluaga, Periodista, Caricaturista,
autor de La Barca de Calderón

=============================================

VERDADES NO REVELADAS: En 400 páginas llenas de historias y suspenso… “EL IMPERIO DEL TERROR” deja al descubierto los trucos y engaños de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, médicos inescrupulosos y otros personajes.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *