Petro y Claudia, los buitres populistas

Escribe: Luis Hernando Granada C.*.-

¿Hasta dónde se podría creer  en el enfrentamiento de estos dos nefastos personajes de la izquierda, Gustavo Petro, alias “El Cacas” o “Comandante Aureliano” y Claudia López, “la macha” de la Alcaldía de Bogotá?

La historia cuenta que en las elecciones presidenciales anteriores, estuvieron “casados y se amaron” políticamente en la segunda vuelta; el uno, miembro de la “Vileza Humana” y ella –o él–, de los Verdes.

Lo cierto es que a la fecha, los trinos vienen y van al igual que las declaraciones públicas y ya nada debe extrañarnos porque ante la proximidad de las elecciones, se dan los matrimonios políticos y los enfrentamientos rastreros entre adversarios políticos.

“Todos contra todos”, esa parece ser la consigna de la inmensa cantidad de precandidatos y candidatos, todos tras el poder; solo tras el poder, porque cuando alcanzan sus “malsanos objetivos”, trabajan para ellos y los colombianos tenemos que conformarnos con las promesas y con estos actos que solo alimentan el morbo a través del cual se destaca el populismo.

Esa “pelea” entre el precandidato Gustavo Petro â€“un hombre que se ha destacado por sus crímenes de lesa humanidad, por la mala administración de Bogotá en su calidad de Alcalde, sus enfrentamientos con la Derecha, sus payasadas populistas al decir que le va a comprar las tierras a Uribe y el odio y el resentimiento que respira a diario–, y la alcaldesa Claudia López, –populista, mentirosa, exhibicionista de su aberración sexual y la que sueña igualmente con estar por encima de Duque, cada vez se hace más intensa, siguiendo el patrón romano: “Pan y circo”, aunque en Colombia funciona el circo pero el pan no se ve.

Ya están cerca las elecciones para elegir los parásitos del Congreso y la Presidencia en el 2022 e incluso las regionales de 2023, y en este orden de ideas, –como en el amor–, todo se vale.

Un capítulo de esta historia, incluye el fallo de tutela que, en segunda instancia, confirmó que la mandataria no había violado ningún derecho fundamental de los miembros de la Colombia inhumana ni de dicho “partido”, de acuerdo al reclamo de alias “El Cacas” que pretendía que  Claudia se le arrodillara retractándose de sus afirmaciones por haber sostenido que los “líderes” de Petro estaban “vinculados” con los vándalos de la mal llamada “primera línea”, algo que sigue en entredicho porque Gustavo Bolívar le suministró a los vándalos, dinero y elementos de defensa, en el marco del paro organizado por la Federación Comunista Depredadora –Fecode–, las centrales obreras, las guerrillas de las farc y el eln y otras bandas criminales al margen de la ley.

“La tercera es la vencida”; eso dice el ducho, y la Colombia Inhumana pierde por tercera vez su enfrentamiento con Claudia. Por eso la alcaldesa, ufanándose de su triunfo publicó en twitter: “Nuevamente, la justicia desmiente a Gustavo Petro y Colombia Humana. Nunca he violado sus derechos. Son ellos los que han pretendido censurar el control a su irresponsable accionar de radicalización política que ha llegado a acciones violentas que debemos lamentar, no justificar”.

“El Cacas” estaba advertido porque Claudia le había enviado cartas al respecto. En junio, por ejemplo, Claudia le había dicho: “Con la dotación que les dan dirigentes de Colombia Humana, pinchan, bloquean y secuestran buses, pocos jóvenes radicalizados para hacerles la campaña del caos, la obstrucción y destrucción de Transmilenio y la tranquilidad ciudadana”. Más claro no canta un gallo. Por eso Petro la acusó de  “haberse pasado a la derecha para intentar detener al progresismo”. Todos sabemos que el progresismo es un truco del comunismo/socialista.

Pero siguiendo con el “bonche” entre los dos populistas, en octubre Claudia manifestó: “Por tercera vez Colombia Humana pierde en su intento de censurarnos por denunciar su irresponsable política de mentir, radicalizar, dividir, no hacer ni dejar hacer”, y “El Cacas” no se quedó atrás y le dijo: “Has untado de sangre a Bogotá y no calumnio. Tú, sí”. ¿Será que al “Cacas” ya se le olvidó, que sus manos las tiene más manchadas de sangre que un carnicero?

Pero todo tiene un límite y la copa se regó. Al cuadrilátero entra la concejal Susana Muhamad, para referirse a los ataques de Claudia y más concretamente a “la estigmatización de líderes y de su partido por parte de la mandataria bogotana”. Eso fue “la gota que rebosó la copa”, perosegún los entendidos, el resentimiento tampoco tiene límites, porque no solo perdió la Alcaldía de Bogotá sino que no pudo comprar la presidencia en las elecciones anteriores.

Recordemos que en esa oportunidad, en la primera vuelta, Claudia era fórmula de Sergio Fajardo, pero luego, para la segunda vuelta, Claudia apoyó al “Cacas”. Y eso le permitió asegurarse como alcaldesa de Bogotá.

Para ese entonces, la concejal Muhamad, aseguró que Claudia había hecho su campaña con las banderas de la Colombia inhumana.

La concejal destacó que Claudia ha fallado en su administración, fracasando en el modelo de salud, la lógica social, la visión de movilidad, la región metropolitana, el manejo de la protesta social, la relación con la policía, las actuaciones frente a las crisis humanitarias, que incluyen indígenas y recicladores. Todo eso lo sabemos y lo vemos a diario. Sin embargo, ni dicha concejal ni el mismo “Cacas” pueden hablar de mala administración porque la del “Cacas” no fue muy acertada y Bogotá quedó convertida en un verdadero caos.

Angélica Lozano –la mujer de Claudia– obviamente también salió en defensa de Claudia –su esposo o como se le llame–, afirmó que: “fue Petro quien intentó tener candidato aparte y, cuando ya Claudia era oficialmente aspirante a la alcaldía, quiso poner como condición romper el contrato del metro elevado, algo que López no aceptó por los efectos para la ciudad”. ¿Los izquierdistas construyen? No; jamás. Con esa amenaza, Petro hubiera dejado a Bogotá, sin la más mínima posibilidad de hacer realidad un sueño de 70 años: el Metro.

Lozano señaló que “el líder de Colombia Humana ha hecho todo tipo de acusaciones contra la administración de Claudia López y que ella en el primer año estuvo callada y ahora lo que hace es defenderse”. Y agregó: “Muchos sectores de Colombia Humana han jugado a radicalizar a los jóvenes, esa es la campaña de Petro: ni hacer ni dejar hacer”. Es cierto: En esto de la política de izquierda, todo es destrucción, expropiación, violación, persecución. El cuento del progresismo ellos lo  pregonan para la sociedad, pero realmente el progresismo o el progreso es para ellos porque terminan enriqueciéndose ilícitamente sometiendo a los pueblos.

Un militante de los “Verdes”, Antonio Sanguino, también estuvo de acuerdo con Angélica al sostener  que “Petro no quiso hacer parte de un acuerdo alrededor de la candidatura de Claudia López”. Y añadió: “Luego de que Claudia ganó la alcaldía, su bancada no quiso hacer parte del gobierno ni él la persuadió. Se declararon en independencia y luego en el Concejo desarrollaron una estrategia de oposición política y ahora se ha declarado bancada de oposición”.

¿Qué hay detrás de todo este “vulgar bonche”?… Intereses mezquinos y populistas, frente  las elecciones de Senado y Cámara y para Presidencia de la República.

Jairo Libreros, analista político, señaló que “en medio de la confrontación entre los dos políticos no hay un tema de ideologías propiamente, sino de pragmatismo electoral, que es ser el titular y dueño del centro del espectro político, que les permita tener un margen de maniobrabilidad muy fuerte en el 2022 y 2023, y que en ese juego las tutelas “son pequeñas batallas”.

Lo que está claro es que los dos populistas, ambos fracasados en la administración de Bogotá, lo que buscan es más poder.

Muy acertados son los conceptos de Juan Carlos Flórez, exconcejal de Bogotá y otro analista político que teme que “las diferencias entre el senador y la alcaldesa estén ya en un punto en el que no hay controversias políticas, sino “odios mutuos y que ambos se habrían dejado contagiar del virus del caudillismo, y ese virus es más peligroso para la democracia que el coronavirus”.

¿Será en serio el enfrentamiento o con estas payasadas estarían buscando casarse de nuevo políticamente? Eso nunca se sabe; hay muchas farsas en le mundo político. LKo cierto es que tanbtl “el cacas como Claudia están caídos con la comunidad y lo qu se puede conlcuir es que son más falsos que una moneda de cuero, porque pertenecen a la uizquierda, y como dijo muy acertadamente Juanes: la izquierda es una mierda.

* Luis Hernando Granada C. Periodista y Publicista, Director de www.visiondeltolima.com y www.literaturaenlinea.com y autor de la Novela “El Imperio del Terror”.

E-mail: visiontolima@hotmail.com

===========================================================

NOVEDAD LITERARIA

ADQUIÉRALA HOY MISMO A TRAVÉS DE:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *