¿Reforma o revolución?

Escribe: Andrés Hoyos.-

La espartaquista alemana Rosa Luxemburgo le puso este título a su libro más famoso antes de ser fusilada por cuenta de una insurrección fracasada. Y ojo que los nazis todavía no llegaban al poder. Las revoluciones suelen ser emocionantes; las reformas, aburridas. Ergo, vamos a quemar palacios de invierno, qué demonios, y después vemos lo que sigue.

¿En qué desemboca una revolución con el tiempo? Lo más probable es que uno se tope con José Stalin, Pol Pot o Daniel Ortega. O sea que las emocionantes revoluciones tienen una alta probabilidad de conducir a regímenes represivos y asesinos. ¿Qué actitud tienen entonces los responsables de promoverlas? Por lo general se lavan las manos.

En fin, es muy difícil convencer a un joven calenturiento de las bondades del reformismo. La revolución es rápida; la reforma, lenta. Las reformas, como lo puede ver con total claridad un colombiano, muchas veces traen resultados decepcionantes. Hay vasos no medio llenos, sino vasos con tal cual cuncho. Digámoslo sin ambages, el reformismo no ha tenido verdaderas oportunidades hace décadas en Colombia.

El último intento audaz fue la Constitución de 1991, pero desde entonces esta carta democrática y moderna ha estado a cargo de malos ejecutores. Ni Gaviria ni mucho menos Samper, manchada como vio su presidencia por el Cartel de Cali, fueron reformistas de fondo. Después vinieron el godo Pastrana y el godísimo Uribe, seguido de Santos, quien debió dedicarse al indispensable proceso de paz, con la consecuencia de que su régimen resultó bastante deficitario en el tema de las demás reformas, tal vez debido también a su baja popularidad.

Luego subió Duque, un Presidente alérgico a cualquier reforma de fondo. Por ende, subsisten por inercia los viejos problemas. Valga la verdad, tampoco nos han tocado revoluciones triunfantes, aunque todavía asedian por ahí los botafuegos.

=====================================

VERDADES NO REVELADAS: En 400 páginas llenas de historias y suspenso… “EL IMPERIO DEL TERROR” deja al descubierto los trucos y engaños de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, médicos inescrupulosos y otros personajes.

 www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *