Se cae la mentira: “Petro es el heredero del chavismo”

Escribe: Gabriela Moreno*

La senadora del Centro Democrático Paloma Valencia es una. Atribuye el episodio a un acuerdo entre ambos para “disimular” que tienen al “Petrochavismo” como un mismo “proyecto”. (PanAm Post)

En declaraciones a Panam Post, Valencia desmontó, a través de una serie de argumentos, cómo Petro y Maduro fingen “una pelea” que tiene como objetivo tratar de apaciguar los ánimos de los colombianos, quienes a su juicio “están preocupados con el hecho de que Maduro sea el inspirador de las políticas de Petro”. 

“Una vida, muchas vidas” es el libro que lanzó el año pasado el candidato presidencial colombiano, Gustavo Petro. Sus páginas recopilan la amistad con Hugo Chávez, el principal promotor del régimen socialista que heredó a Nicolás Maduro. La cercanía y simpatía entre ellos es casi epicentro de la obra. Sin embargo, ahora la historia parece haber tomado otro matiz.

Petro, en campaña por la silla de la Casa de Nariño, desvaría sobre este asunto. Por un lado dice que restablecerá las relaciones con Venezuela si gana pero por el otro, mantiene con Maduro una disputa ideológica mediática. Se cuestionan e insultan. Así están desde hace un par de semanas.

María Andrea Nieto, economista e historiadora, desenmaraña esta patraña de un tirón. En su cuenta de Twitter asegura que “si en algo es experto Petro es en difundir mentiras. Así que esta pantomima la hace para desmarcarse del dictador de Venezuela que obligó a más de cuatro millones de venezolanos a salir para buscar qué comer en las basuras de las calles de Latinoamérica”.

Pocos creen en la discordia con Maduro. La senadora del Centro Democrático Paloma Valencia es una. Atribuye el episodio a un acuerdo entre ambos para “disimular” que tienen al “petrochavismo”  como un mismo “proyecto”. Incluso, estima quepo es una “farsa” para tratar de contrarrestar el daño mediático que le generó el respaldo del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien durante la gira del exguerrillero por Europa sumó su apoyo cuando es “asesor de primer nivel de Maduro”.

En declaraciones a Panam Post, Valencia desmontó, a través de una serie de argumentos, cómo Petro y Maduro fingen “una pelea” que tiene como objetivo tratar de apaciguar los ánimos de los colombianos, quienes, a su juicio, “están preocupados con el hecho de que Maduro sea el inspirador de las políticas de Petro”.

“La pelea es un intento para tratar de tranquilizar los ánimos y mostrar que Petro nada tiene que ver con Maduro, lo cual es absolutamente falso, porque evidentemente Petro es el heredero del chavismo en este país”.

Valencia también desmenuzó esta pantomima entre el exguerrillero colombiano y el dictador venezolano. Al respecto, explicó que incluso cuando Petro critica a Maduro no lo hace en términos de la aniquilación del sistema productivo, ni la violación de los derechos humanos, ni el hambre, ni la miseria que vive Venezuela, sino de la dependencia de la renta petrolera.

Eso es una advertencia muy clara. Sobre todo cuando Piedad Córdoba que hoy sale vinculada como una de las fichas claves del régimen de Maduro, quien recibía comisiones de Alex Saab, es la número ocho de la lista de Petro al Congreso. Ahí se muestra no solamente la afinidad ideológica, sino el profundo vínculo que mantienen y comparten, indicó la representante del Centro Democrático.

Maduro como protagonista

El discurso de Maduro abona la trama. Desde Miraflores asegura que “todos los días hay una campaña contra Venezuela” de parte de una “izquierda cobarde, derrotada, fracasada. Una izquierda cobarde frente al imperialismo, frente a las oligarquías que quieren ponerse un barniz para que las oligarquías los perdonen. Y lo peor de todo es que no los van a perdonar. Asumen la peor cara de antirrevolucionarios, de antibolivarianos”,

En su histrionismo dice que “no tienen moral ni nivel para atacar a la revolución bolivariana”. Pero no suelta un nombre. No menciona a nadie, ni al vecino o el de más allá. Es distracción, como una novela en horario estelar.

Petro encarna el papel del antagonista. En una entrevista aseguró que “la imagen de Maduro no es de un líder de izquierda, es un integrante muy conservador de las facciones más regresivas de la política mundial que están tratando de defender que el mundo permanezca en una economía fósil”.

También es un protagonista risueño. Vocifera que “la realidad del mundo político latinoamericano no se puede enmarcar bajo el prisma europeo de izquierda, derecha o centro, se tiene que enmarcar desde la perspectiva posmoderna, que tiene que ver con el filtro político de la vida, como el criterio consolidador de una política”.

Un tsunami

Esta situación para la diputada del conservador Partido Popular (PP) español, Cayetana Álvarez de Toledo, parte de un “tsunami neocomunista del que muy pocos países están a salvo”. En su opinión, “los movimientos comunistas de extrema izquierda han mantenido una superioridad y legitimidad moral que no se corresponde con sus aciertos históricos y sus capacidades de generar riqueza”.

“Esas fuerzas comunistas que fracasaron estrepitosamente en el siglo XX, han encontrado un nuevo espacio, y se han disfrazado de nuevas causas o identidades”.

A propósito de esa estrategia, la región vive un giro hacia una “nueva” izquierda en el espectro político, con un conjunto de gobiernos supuestamente distanciados de los veteranos Estados socialistas, pero en el fondo adoptan sus prácticas.

La toma de posesión de la hondureña izquierdista, Xiomara Castro, Gabriel Boric en Chile y Pedro Castillo en Perú más las expectativas sobre las candidaturas de Gustavo Petro en Colombia y Luiz Inácio Lula Da Silva en Brasil, demandan la necesidad de “trabajar para rescatar la política de las sucias mandíbulas del populismo”.

De lo contario, la cadena tendrá más eslabones porque “los venezolanos decían que no serían los cubanos, los chilenos jamás se habrían imaginado que su país hubiera entrado en total inestabilidad e incertidumbre inconstitucional, los peruanos en parálisis política, y así sucesivamente”.

Toledo propone “dar una batalla cultural, para formar narrativas poderosas, ideológicas, políticas y sociales contra esos movimientos reaccionarios que están destruyendo las democracia. Ella lo hará este 16 de febrero en la reunión anual por la Libertad Económica y Empresarial, organizada por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede)”.

* Gabriela Moreno, Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

================================================================

La ignorancia no nos puede seguir llevando hacia la hecatombe. En mi libro “La gran farsa de la izquierda” doy a conocer la realidad oculta de lo que ha sido la mafia transnacional comunista/socialista. Solicítelo hoy mismo COMPLETAMENTE GRATIS. Más información en

WWW.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *