Soldados de EE. UU. vs espías cubanos

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Solo los delincuentes le temen a las fuerzas del orden: Policía, Ejército, ESMAD y soldados americanos.

Durante los últimos días, la prensa en general ha venido hablando de la llegada de un grupo élite de militares estadounidenses que llegará a Colombia –parece que esta semana–, para asesorar y apoyar al gobierno en la lucha contra el narcotráfico.

Esta información fue dada a conocer a través de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, lo cual creó el pánico entre la izquierda comunista/socialista.

El pánico obedece a que ésta Brigada Norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés), es una unidad especializada del Ejército de los Estados Unidos, destinada a asesorar y apoyar a los aliados del país norteamericano.

La “mamertada” ha puesto el grito en el cielo y se ha manifestado a través de miembros del Senado obviamente de la misma corriente “política”, para aducir que el Presidente Iván Duque no “tenía por qué haber autorizado el ingreso de esta tropa –53 marines–, al país y sin permiso del honorable Senado de la República”.

Para nadie es un secreto que el camarada “Chucky” Santos, que firmó un “acuerdo”, no con el país sino con Timochenko, incremento y dejó todo listo para que las farc siguieran con el oscuro negocio del narcotráfico, afectando principalmente El Catatumbo, el Pacífico nariñense, el Bajo Cauca y Arauca, entre otros sectores que deben ser intervenidos.

La farc –Frente Antisocial Represivo Comunista–, dijo que la llegada de una brigada del Ejército americano especializada en la lucha contra el narcotráfico es un plan para desestabilizar la paz  y agredir militarmente a Venezuela.

Esta protesta de la izquierda ha tenido eco en los medios que defienden la mafia transnacional comunista/socialista, a cambio de unas cuantas monedas a través de pauta publicitaria.

El escándalo y el pánico de la izquierda es aceptable, pero lo inaceptable es que no dicen nada ni protestan por afirmaciones que circulan en las redes, afirmando que Petro “traería de Cuba a unos cien médicos”. Eso es lo que dice la mamertada a través de sus memes, y los mensajes pueden ser parte de sus estrategias populistas, pero “cuando el río suena…”.

El punto es que esto no es nuevo. Colombia está invadida de médicos que en su mayoría actúan como espías de la mafia transnacional comunista/socialista. Personalmente durante el año inmediatamente anterior, fui atendido por tres de estos nefastos personajes, que aparte de tomar la tensión y colocar el fonendoscopio, en medio de la “consulta” hacen preguntas y planteamientos con tendencias hacia el régimen comunista de Cuba.

De esto la prensa no habla; de esto nadie dice nada, pero hay que analizar dos punto: En primer lugar estos “médicos-espías” le están quitando el pan de la boca a excelentes médicos que tiene nuestro país, y en segundo lugar, nadie tiene por qué venir a hacer “inteligencia” a Colombia. Eso sí es agresión a nuestro Estado Social de Derecho.

Pero aparte de lo anterior, la invasión no es solo de cubanos sino de venezolanos, que aparte de hacer inteligencia en restaurantes, peluquerías y otros sitios, participan en las marchas y paros convocados por la fuerza oscura de esta mafia transnacional.

Así las cosas, no entiendo por qué se “paniquean” por la llegada de 53 soldados americanos. ¿Será por aquello de que “el que la debe la teme”.

Bienvenidos los soldados americanos; bienvenida la fumigación aérea; bienvenido todo aquello que contribuya a erradicar los cultivos de coca de nuestro país porque los muertos, los líderes sociales, no los está colocando el gobierno sino los narcotraficantes que en su afán por incrementar la producción ilícita, asesinan a estos líderes y siguen desplazando campesinos porque cada día necesitan más tierras.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *