Venezuela, tierra de narcoterrorismo e “imperialismo” chavista

Escribe: Samuel Ángel*.-

El narcotráfico “lentamente” se está tomando a Venezuela con la complacencia del régimen de Nicolás Maduro. (Archivo)

Muchas, pero muchas conciencias en Latinoamérica, en las tres ramas del poder público, se están comprando a velocidad. Se está erosionando el continente de las esperanzas a base de cocaína.

Ninguna de las actividades delictivas de las farc ha dejado de realizarse nunca. El proceso de paz para lo único que ha servido es para apalancarlos como nunca en su historia, cuando en el 2010, justo antes de la toma del poder del expresidente colombiano Juan Manuel Santos. La realidad es que estaban bastante medradas sus fuerzas, fruto de la política de Seguridad Democrática.

Hemos venido informando cómo el reclutamiento de menores, el narcotráfico, los actos terroristas, el desplazamiento de ciudadanos, alianzas terroristas internacionales, amenazas a periodistas y al presidente mismo, entre otros, se ha convertido de nuevo en el pan de cada día en Colombia.

Habla el Ministro de Defensa

El Ministro de Defensa Diego Molano dijo al periódico el Tiempo que: “La Fuerza Pública está lista a defender la soberanía nacional, y puntualizó que hay un trío conformado por el eln, la Segunda Marquetalia y las fuerzas militares bolivarianas para atacar a las disidencias de ‘Iván Mordisco’ y proteger así su negocio ligado al narcotráfico”. Añadió que “Iván Márquez vive a sus anchas en el país vecino”.

El narcotráfico “lentamente” se está tomando a Venezuela con la complacencia del régimen de Nicolás Maduro. Lo de Arauquita y la Victoria no es ni la punta del iceberg.

“Lo que hemos visto en Venezuela es que hay un acuerdo entre la ‘Marquetalia’ y el eln en el manejo de los diferentes negocios en los sitios donde están las fuerzas militares bolivarianas”, dijo Diego Molano, Ministro de Defensa. Esta es la situación que ha producido el drama de Arauquita y la Victoria.

Las fronteras de Venezuela están siendo azotadas y permeadas, desde hace años, pero con mayor tolerancia desde la llegada de la llamada revolución bolivariana al poder, y más abiertamente con Nicolás Maduro. Desde el alto gobierno se le ha permitido al Ejpercito de Liberación Nacional (eln) funcionar con poder, armados, uniformados y usando a jóvenes venezolanos como combatientes en varios estados del país, reportó Infobae.

El eln, con el apoyo de Maduro, presionado por Cuba, se ha triplicado en número, ha tomado el arco minero del Orinoco, oxigenándose, no solo con el narcotráfico sino con el oro, haciendo presencia en más de 10 estados venezolanos, y con funciones en parte de Caracas.

Afirmó Molano: “Lo mismo que hacían en Colombia y en las farc: el narcotráfico. ¡Viven a sus anchas! Su principal actividad es el narcotráfico y están utilizando Venezuela para consolidar su cartel”.

Las farc, uno de los carteles de drogas

más grande del mundo

Hace unas semanas reportábamos como Márquez y Santrich contratan a pilotos brasileños, según relata La FM. Los nuevos Pablo Escobar siguen siendo las farc, pero ahora desde su “protectorado” en Venezuela. Curiosamente el informe muestra cómo esta droga es enviada al cartel de Jalisco en México, desde el estado Apure en Venezuela, pasando por los cielos colombianos.

Sin embargo, desde 2018, en el marco del blindaje que les dio el proceso de paz, aparecieron las pruebas que vincularon al jefe guerrillero Jesús Santrich y sus tres socios, que mostraban la entrega de cinco millones de dólares por parte de los compradores de la droga en Estados Unidos a Santrich.

Lo que pretenden desde Miraflores y lo que viene

El narcotráfico está permitiéndole a Venezuela ejecutar el sueño castrista de exportar la “revolución” a toda Latinoamérica.

No solo le está sirviendo para sostenerse en medio de la peor crisis económica de su historia fruto de expoliar los recursos petroleros en función de la revolución, sino que tiene a todo tipo de pelambre guerrillero consolidado y blindado por el régimen de Maduro en territorio venezolano.

No es gratis el fortalecimiento y crecimiento exponencial de las farc y el eln en Colombia, ni la reaparición de Sendero Luminoso en Perú, la brisa bolivariana que azotó a Chile y lo puso de nuevo en manos de comunismo con su “nueva constitución”, la vuelta al poder de Evo Morales a través de su títere en Bolivia, la casi segura reelección del correísmo en Ecuador y la avasalladora propaganda petrista en Colombia, toda una sinfonía perfectamente dirigida desde Cuba.

Si Pablo Escobar propuso el pago de la deuda externa de Colombia a cambio de que se prohibiera la extradición, y aunque lo de Venezuela no se compara ni en las cifras más austeras, podemos entender los multibillonarios ríos de dinero que maneja ese pérfido negocio, para poder aterrizar las dimensiones de lo que ocurre en Venezuela con un régimen que en sí mismo es narcotraficante.

Muchas, pero muchas conciencias en Latinoamérica, en las tres ramas del poder público, se están comprando a velocidad. Se está erosionando el continente de las esperanzas a base de cocaína.

* Samuel Ángel, Abogado, escritor, Presidente del Instituto
de Investigación Social Solidaridad.

=================================================

PUBLICIDAD

MÁS INFORMACIÓN EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *