El paro de la mafia transnacional

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Siempre encapuchados, como delincuentes, los petroñeros atacan y siembran el caos.-

Poco a poco las ciudades han venido recuperando la “tranquilidad” y sus habitantes ya están entendiendo que el paro no era para reclamar educación, seguridad, salud, reforma pensional, laboral o de justicia, un salario mínimo justo y otras cosas.

Jamás dentro de las marchas se vieron letreros, pancartas o consignas contra el 4X1000, el IVA, el Impuesto predial, los altos costos de las tarifas de servicios públicos, las deficiencias del PAE o los altos, exagerados e injustos sueldos de los congresistas. Y no se vio porque todo es un disfraz de la mafia transnacional del comunismo/socialista.

Sus organizadores son seis ancianos que se autodenominan Comité Nacional de Paro, que no representa ni siquiera al 2% de los trabajadores colombianos, que quieren cogobernar a Colombia, para ayudarle la mafia transnacional del comunismo/socialista cuyos principales actores en Colombia son las farc, el eln, algunas bandas criminales dedicadas al narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de órganos y congresistas de Colombia pagados por las farc y que cuentan con el apoyo de Maduro, Diosdado Cabello, Rafael Correa, Lula Da Silva, Raúl Castro y desde luego del Foro de Sao Paulo, organización criminal que ha movido todas sus fichas para imponernos el régimen; Fecode –Federación comunista depredadora– y las farc –Frente Antisocial Represivo de Colombia–, convertido ahora en “partido político” por obra y gracias del Espíritu Santo y del camarada Chucky Santos.

Para nadie, menos para los muchachos o jóvenes a los cuales les lavaron el cerebro, es un secreto que esta mafia quiere hacer realidad el sueño de convertirnos en otra joya del Socialismo del Siglo XXI.

Como cosa curiosa y a la vez absurda, el libreto de estos mafiosos es “la lucha contra la oligarquía y el logro de la igualdad social”, pero en la vida real no hay uno solo de estos promotores que no sea millonario como Petro, Gustavo Bolívar, Jorge Robledo, Antanas Mockus, Humberto De la Calle, Roy Barreras, Navarro Wolf, Ernesto Samper, Iván Cepeda, Iván Márquez y otros que actúan en la sombra mientras fingen actuar como grandes y honorables caballeros dentro del Congreso y otras instituciones políticas y estatales.

Es, la doble moral, la traición más alta a la patria, porque en medio de sus ansias de poder, se ha apoderado de los cerebros desconectados de los muchachos universitarios para lanzarlos a la guerra absurda de su “revolución”, sin descartar que algunos, –aquellos que actúan como vándalos–, son mantenidos y desocupados que recibieron dinero a cambio de salir a las calles a sembrar el terror y destruir el país.

Uno de mis contactos en Facebook, refiriéndose al Comité Nacional de Paro hacía la siguiente pregunta, muy válida en estos momentos: “¿Cuántos años llevan estos #?&#”*$=! en el cargo que cada uno desempeña?”… Y remataba diciendo: “Averigüen cuánta plata y propiedades tienen gracias a la mermelada que en otros gobiernos han recibido, porque como esta no les da, por eso es que están verracos”.

Pero bueno, el parto se llevó a cabo, se destruyeron establecimientos comerciales, se atentó en repetidas oportunidades contra el Transmilenio, se cerraron vías, se saquearon almacenes, se asesinaron e hirieron policías, y hasta uno de los revoltosos, –que no estaba propiamente en misa–, resultó muerto.

Desde el primer momento, el Presidente Duque se mostró interesado en dialogar y en aclarar situaciones y posiciones absurdas de los peticionarios, como la Reforma Pensional, la Reforma Laboral y la Reforma Tributaria, todas ellas en estudio y en veremos, aunque de llegarse a ser aprobadas, esto sucedería no por capricho del Presidente sino por la vergonzante actuación de un Congreso corrupto. Sin embargo, Duque ha aclarado y ha cedido. Desde que se inició su gobierno y a petición de los estudiantes, a este sector se le adjudicaron más de cuatro billones de pesos adicionales (así, con B); frente al tema de la Salud se adjudicó la suma necesaria para ponerse al día frente a deudas con hospitales públicos y EPS, pero otra cosa es que los dineros se desvíen. Se creó el Ministerio del Deporte para apoyare a este sector; la Economía Naranja es algo que va en marcha; la eliminación de casi 3.000 trámites del Estado ya es una Ley de la República; económicamente se está buscando que las multinacionales, aquellas empresas que vienen a saquear el país, aumenten sus aportes porque de momento, se llevan todo y el Estado solo recibe el 7% de lo que saquean.

Es que, como decía la vecina: “cositas se han hecho”. Pero digo yo: Es de cretinos esperar que un Presidente, sin importar quién sea, arregle todos los problemas que dejó el camarada Chucky Santos, empezando porque el hueco fiscal depende de la exageración de gastos frente a los fallidos y amañados “acuerdos” de paz donde se despilfarraron más de 45 billones (otra vez con B), y en su mantenimiento el Estado o el pueblo colombiano ha tenido que pagar más de 182 billones (otra vez con B).

Sin embargo, aunque el gobierno ceda, nada le servirá a la mafia transnacional comunista/socialista porque el interés, o mejor aún, el paro no es social, es político.

Es que tal como me lo dio a conocer otro de mis contactos: “Todo lo que piden son meros pretextos para joder y cuando se les conceda todo eso, exigirán que las vacas vuelen”.

Es cierto; nada les va a servir, porque al frente de marchas y paros está un resentido social, un sicópata que, como Petro, juró, al perder las elecciones, que derrocaría el gobierno, mientras su secuaz Gustavo Bolívar dijo que no descansaría hasta no ver a Uribe tras las rejas. ¿Queda claro entonces que el paro no es social sino político? Solo los mamertos no lo ven así. Pretender desmontar el ESMAD para dejarnos en las garras de los vándalos es absurdo e ilógico. Retirar la fuerza pública, el Ejército y la Policía es absurdo, como absurdo es también, volver a los diálogos con los salvajes monstruos criminales del eln que siguen delinquiendo abiertamente como lo ha venido haciendo las farc.

Lo único cierto es que el paro ha dejo varios muertos, centenares de heridos y pérdidas millonarias, más la destrucción de varios monumentos y edificaciones. Pero nada de eso les importa a sus organizadores porque claro son los objetivos de estos criminales.

Retrocediendo en el tiempo, encontramos que, en medio de una Plenaria del Senado, Carlos Antonio Lozada vocero del partido farc en esa corporación, ratificó que todos los integrantes de esa colectividad quieren implementar el socialismo en Colombia y reiteró su admiración por el gobierno venezolano y el modelo bolivariano de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Tiempo después Lozada hizo referencia a este tema nuevamente después de que, en plena tarima en Caracas, pusiera al gobierno de ese país como un ejemplo para Colombia, señalando que el modelo bolivariano se debería implementar en nuestro país.

Lozada siempre hablaba como loro, y aunque se esperaba una explicación por parte de Lozada, lo único que hizo fue ratificar las ideologías e intenciones de las farc. Descarada y cínicamente se atrevió a decir que:“Claro que eso buscamos porque nos sentimos muy orgullosos del pensamiento de Simón Bolívar. Nos acusan de querer el socialismo para Colombia y eso para nadie es un secreto porque duramos 53 años alzados en armas para cambiar el modelo capitalista del país que solo ha dejado lacras”.

Pero más adelante, descaradamente aceptó que“el partido farc solicitó formalmente al Foro de Sao Paulo la membresía para pertenecer al grupo de partidos políticos que respaldan las posturas que allí se tienen frente a distintos temas”.

Por eso todo está claro y lo único que realmente quieren es generar el caos y la anarquía en el continente.

Menos mal ya la misma gente está despertando y personas de a pie que tienen que desplazarse grandes distancias para el trabajo o hasta sus casas e igual los pequeños y muy pequeños comerciantes están empezando a enfadarse con los vándalos y no demoran en ponerlos a comer de lo mismo que se come en Cuba, Venezuela y otros países donde el comunismo/socialista se han impuesto. 

De los ciudadanos de bien depende que estos criminales sigan avanzando con sus criminales propósitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *